El aborto legal pasa la primera prueba en Argentina, ahora irá al Senado

El aborto legal pasa la primera prueba en Argentina, ahora irá al Senado

El Aborto en Argentina

Tras casi 24 horas de debate, donde se discutieron argumentos a favor y en contra, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó este jueves el proyecto de legalización del aborto, que ahora pasa al Senado. La decisión fue celebrada con un estallido de júbilo por todos los movimientos que apoyan el proyecto.
A pesar de que al momento de ejercer el voto hubo confusión con el conteo final, la ley terminó con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, según el recuento del presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Con ese resultado, la legislación obtiene media sanción en el Congreso. Sin interrupciones, prácticamente la totalidad de los 257 diputados intervinieron en la sesión, que desde los alrededores del Congreso siguieron activistas a favor y en contra del proyecto.
El presidente Mauricio Macri, quien se ha declarado “a favor de la vida” pero impulsó la discusión en el Congreso, aseveró que los parlamentarios “han dado un debate histórico”.
“Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro, entendiendo que el diálogo es el camino que va a fortalecer nuestro futuro. Mis felicitaciones para todos, sabiendo que este debate continúa ahora en el Senado”, dijo el mandatario en un mensaje televisado. Los argumentos desde el punto de vista de salud pública son clarísimos: las leyes prohibitivas no impiden los abortos, solo promueven que se realicen de forma clandestina.
Con el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizó distintas manifestaciones masivas, protagonizadas en su mayoría por la juventud. ¿Sus demandas? Que las mujeres tengan el derecho a decidir sobre sus cuerpos y no se vean obligadas a poner en peligro sus vidas al interrumpir un embarazo.

La legislación vigente

El Código Penal vigente desde 1921 considera el aborto un delito, aunque contempla que “no es punible” cuando es necesario evitar un peligro para la salud de la mujer o cuando el embarazo es producto de una violación. La nueva iniciativa establece que toda gestante puede interrumpir voluntariamente su embarazo durante las primeras 14 semanas de gestación y, después de ese plazo, en los dos casos permitidos hoy o si existen malformaciones fetales graves.
El aborto clandestino es la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias de Argentina. Según los datos de Amnistía Internacional, se producen cerca de medio millón de abortos clandestinos cada año. Por otra parte, al año nacen cerca de 3,000 bebés de niñas de entre 10 y 14 años, según Unicef.

Share