<!--:es-->Acusaron de trampa al boxeo olímpico
…Habrían manipulado las puntuaciones<!--:-->

Acusaron de trampa al boxeo olímpico …Habrían manipulado las puntuaciones

PEKIN – Los dirigentes de boxeo luchaban por contener un gran escándalo de sobornos y manipulación de los paneles de puntuación surgido después de una serie de combates disputados en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Buscaron favorecer a los chinos

La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) suspendió al delegado técnico rumano Rudel Obreja después de que éste diera una rueda de prensa improvisada y escandalosa donde hizo acusaciones escabrosas contra varios dirigentes.

La AIBA reveló que se habían rastreado “posibles intentos de manipulación” durante más de dos meses y que trajo a un experto del Comité Olímpico Internacional (COI) “cuando la situación se volvió más seria”.

El viernes por la tarde en rueda de prensa, el delegado técnico de la AIBA Terry Smith fue acosado por periodistas que cuestionaban los resultados olímpicos.

Smith insistió en que ninguno de los combates fue amañado aunque dijo que el sistema de puntuación, donde tres de los cinco jueces tienen que pulsar un botón simultáneamente para conceder un punto, estaba bajo revisión.

El delegado técnico de la AIBA negó que la suspensión de Obreja fuera un movimiento de “respuesta” después de que el rumano dijera que un alto directivo estaba implicado en la manipulación de los paneles de puntuación y que hubo soborno en las elecciones presidenciales de 2006.

La rueda de prensa improvisada de Obreja fue interrumpida por el secretario general de la AIBA Ho Kim.

Los extraordinarios acontecimientos del viernes acompañan a una serie de controversias en el cuadrilátero que han enfurecido a los boxeadores y entrenadores implicados.

El francés Alexis gritó y lloró después de que concedieran dos puntos decisivos al dominicano Félix Díaz en los últimos segundos de su semifinal de superligeros.

“Me han robado”, dijo Vastine. “No sabía que esto podía pasar en los Juegos Olímpicos”.

El peso minimosca irlandés Paddy Barnes se quedó asombrado por no recibir un solo punto contra Zou Shiming en la victoria por 15-0 del campeón del mundo chino.

“El único modo en que podría haber ganado aquí es que los jueces hubieran quedado KO”, se quejó.

El campo argelino también protestó porque Ouatah Newfel fue injustamente eliminado de los cuartos de final de superpesados para allanar el camino del chino Zhang Zhilei.

El ucraniano Vyacheslav Glazkov, que derrotó a Newfel y debía enfrentarse a Zhang en semifinales, fue baja el viernes en el último minuto por una lesión en el codo.

Smith dijo que no hubo juego sucio, añadiendo que las acusaciones de Obreja eran “totalmente equivocadas”.

“Soy el primero en admitir que en boxeo no todos los puntos son anotados”, dijo. “Hay puntos perdidos, pero sabemos que la mayoría de las veces gana la competición el boxeador adecuado”.

Smith añadió que las reclamaciones de Obreja estaban siendo investigadas y que la AIBA espera cerrar pronto el asunto.

El boxeo olímpico tiene una turbulenta historia que incluye ataques a los árbitros y protestas sentadas. En Seúl 1988, los dirigentes coreanos atacaron al árbitro neozelandés Keith Walker, provocando un motín a gran escala.

Share