<!--:es-->Afina Benedicto XVI curia vaticana

. . . El nuevo jefe de Congregación para los Obispos se encargará de los nombramientos de todos los nuevos Obispos en el mundo<!--:-->

Afina Benedicto XVI curia vaticana . . . El nuevo jefe de Congregación para los Obispos se encargará de los nombramientos de todos los nuevos Obispos en el mundo

Ciudad del Vaticano, El Vaticano.- El Papa anunció este miércoles importantes cambios en el seno de El Vaticano, como el nombramiento del Cardenal canadiense Marc Ouellet como nuevo presidente de la Pontificia Comisión para AL y prefecto de la Congregación para los Obispos.

El nombramiento de Ouellet se produce tras la renuncia del Cardenal italiano Giovanni Battista Re, hasta ahora encargado de dichos dicasterios vaticanos y quien tuvo que dimitir por rebasar los 75 años, límite de edad para sacerdotes que ocupan puestos relevantes en la institución, anunció El Vaticano en un comunicado.

Ouellet, de 66 años, quien hasta ahora ocupaba el cargo de Arzobispo de Québec, Canadá, fue ordenado sacerdote en 1968 y promovido a cardenal en 2003 por el difunto Juan Pablo II.

También fungió como secretario del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos en 2001 y es miembro del Pontificio Instituto para la Cultura y del Culto Divino, lo que supone que conoce la estructura y organización de la curia de Roma.

Ahora, con este nombramiento, Ouellet, el nuevo jefe de Congregación para los Obispos, trabajará en estrecho contacto con Benedicto XVI, encargándose de los nombramientos de todos los nuevos Obispos en el mundo.

Asimismo, también se ocupará de los problemas doctrinales y pastorales relativos a la vida y el progreso de la Iglesia en América Latina.

Además del nombramiento de Ouellet, quien pertenece a la Orden de los Sacerdotes del Santo Suplicio, el Pontífice, quien en unos días partirá a sus vacaciones de verano, anunció otras importantes sustituciones en el equipo de prelados que trabajan en Roma.

Destaca el nombramiento del recién creado Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización en Occidente, cuyo primer presidente será el Monseñor italiano Salvatore Fisichella, de 59 años y quien hasta ahora era jefe de la Pontificia Academia para la Vida.

Mientras que la Academia estará a partir de ahora bajo la presidencia del Monseñor Ignacio Carrasco de Paula, hasta ahora Canciller de la misma institución y miembro del Opus Dei.

Share