Ahora con los demócratas empezará una nueva era: MAD

Dallas, Tx.- El líder de la reconocida organización política Demócratas Mexico-Americanos (MAD), Roberto Alonzo, envió hoy un mensaje de agradecimiento a todas las personas que han votado y los harán este día 4 de noviembre en las “históricas elecciones presidenciales en las que el pueblo estadunidense llevará a la Casa Blanca al candidato del cambio, el demócrata Barak Obama, con el que a partir de esta fecha inicia una nueva era de fortalecimiento, poder y grandeza de los Estados Unidos”.

Alonzo externó que este martes será “recordado –no solamente por este país, sino en el mundo entero– como el día en que una nueva sociedad, sin importar sus clases sociales, hará resurgir tres de las principales piedras angulares que ayudaron a construir y convertir a esta nación como la más grande del mundo: democracia, justicia y libertad”.

Las resonantes declaraciones del reconocido político y luchador social méxicoamericano se producen en el momento en que los más recientes sondeos sostienen la misma clara y amplia ventaja de hasta 10 puntos porcentuales en las preferencias electorales que Barak Obama mantiene desde hace varios meses sobre rival político, el derechista republicano John McCain.

“Deseo enviar en este momento tan importante, tan histórico, las gracias a todas aquellas personas que han salido a votar y lo harán hoy a favor de Obama y de todos los demás candidatos demócratas, en ésta que será una gran victoria del Partido Demócrata y su regreso a la Casa Blanca para sacar a la nación de la grave y profunda crisis política y económica a la que la han sumido ocho largos, duros y penosos años de gobierno republicano del presidente George Bush”, manifestó el dirigente de MAD.

También Roberto Alonzo expresó su agradecimiento a todos los electores que lo respaldaron con su voto en estos comicios para permanecer por quinto período consecutivo como diputado estatal por el Distrito 104 de Dallas, el cual es predominantemente latino y abarca el popular y populoso barrio mexicano de Oak Cliff, Cockrell Hill y parte de Grand Prairie.

“A todos los que votaron por mí, pero también a todos los habitantes del Distrito que represento ante el Congreso de Texas, les reitero mi agradecimiento y compromiso de mantener mis duras y permanentes luchas a favor de una educación pública de calidad, de crear mejores y más empleos, así como de apoyar la aprobación de una Reforma Migratoria y que se otorguen las licencias de conducir a los indocumentados, y de llevar bienestar y un más alto nivel de vida a todos los residentes de esta área, sin importar raza o estado migratorio”, enfatizó.

Roberto Alonzo pidió además al electorado hispanoparlante su respaldo para apoyar con su voto al candidato demócrata al Senador federal, el texano Rick Noriega, quien de ganar se convertiría en el primer méxicoamericano en conseguir un escaño en la Cámara Alta estadunidense para representar a Texas. Según las últimas encuestas sobre esta contienda, Noriega ha repunteado principalmente en las últimas semanas y, en caso de que los latinos salgan a votar, el aspirante demócrata podría obtener una “histórica victoria” sobre su contrincante republicano, el conservador John Cornynn según los analistas.

Asimismo, el presidente de los Demócratas Mexico-Americanos exhortó a los electores latinos sufragar también a favor de la actual sheriff del condado de Dallas, Lupe Valdés, de quien dijo necesita “nuestro respaldo para ayudarla a renovar por completo este importante departamento para aplicar con justicia la ley a todos por igual, sin importar su perfil racial, y borrar, al mismo tiempo, la mala imagen de corruptelas a que fue sometido por parte del anterior alguacil, que por ciento era republicano”.

Mientras tanto, a pesar de que los republicanos han endurecido sus ataques contra Barak Obama –quien goza de una muy alta popularidad entre la mayoría del pueblo estadunidense, incluidos los anglosajones–, según expertos en la materia, este miércoles Estados Unidos podría despertarse con un nuevo presidente y partido político en la Casa Blanca. Esto significaría que luego de ocho años de la administración republicano de George Bush, quien por cierto enfrenta los niveles más bajo de aceptación entre los estadunidenses en las últimas décadas, el Partido Demócrata y su flamante candidato Barak Obama volverían a retomar el control del gobierno federal, ahora muy asorado por severas críticas debido a la aguda crisis económica y financiera que padece Estados Unidos, así como acusaciones de corrupción dentro de su admnistración, que mantiene al país en una creciente y peligrosa recesión, que ha hecho temblar las economías mundiales.

Roberto Alonzo reiteró que la participación de los votantes latinos será un factor decisivo “indiscutible para definir los resultados de estos históricos comicios, en los que también los hispanos seremos los grandes triunfadores al reconocer y respetar de hoy en adelante y para siempre nuestra gran fuerza política que hemos alcanzado para el beneficio y engrandecimiento de los Estados Unidos”.

Share