<!--:es-->Ahorra mucho dinero siguiendo estos “consejitos”!<!--:-->

Ahorra mucho dinero siguiendo estos “consejitos”!

Cuando de ahorro se trata, cada dólar cuenta. Y aunque no lo creas puedes hacer que tu casa te rinda alrededor de mil dólares anuales con algunos proyectos de fin de semana que aquí te presentamos. Son pequeños cambios que no requieren de ayuda profesional y además estarás poniendo tu granito de arena por la ecología del planeta.

Paso a paso: 1. Cambia los bombillos o bulbos. Una de las formas mas rápidas de ahorrar energía en nuestra casa es llevar a cabo mejoras en la iluminación. Podemos economizar entre 50 y 70 por ciento del uso de la energía eléctrica con solo sustituir los bombillos incandescentes tradicionales por los bombillos fluorescentes compactos. Según la revista Consumer Reports, el costo operativo anual de 10 bombillos fluorescentes sería de $51 menos que 10 bombillos incandescentes.

2. Usa regletas de electricidad (power strips). Es otra manera fácil de reducir el consumo de energía en casa. Según Dave Cook, de Instaladores Feldcop, esta medida acaba “con la energía fantasma, que es una carga eléctrica que continúa incluso cuando se apagan los dispositivos eléctricos. Es responsable de cerca de 15 por ciento de la energía total de tu cuenta”.Por su parte, Martin Walls, vocero de Syracuse Center of Excellence dice que “si conectas varios aparatos a una regleta, significa que solo tienes que recordar apagar un interruptor” y además, no habrá energía desperdiciada.

3. Ajusta la temperatura de la nevera: En cuanto al refrigerador, Walls sugiere que mantengas la temperatura entre 35 y 38 grados Fahrenheit y la del congelador en cero grados Fahrenheit. Recuerda limpiar regularmente las bobinas del condensador del refrigerador, que generalmente están en la parte trasera de la nevera. Y si quieres comprobar que las gomas de las puertas de tu nevera están en perfecto estado, solo debes colocar una linterna encendida dentro de la nevera y el congelador.

4. Controla el consumo del agua y en especial el agua caliente: Otra forma de ahorro energético es “disminuir entre 5 y 10 grados la temperatura del calentador de agua, que estará caliente pero sin consumir tanta energía. Limitar el tiempo en la ducha también contribuye a gastar menos dinero en la factura y en el consumo de agua caliente”, afirma Cook.

Cambia el cabezal de la ducha por uno de bajo caudal (dos galones por minutos) y habrás ahorrado $120 al año aproximadamente (dependiendo de la cantidad de personas en la familia y el tiempo que toman en ducharse). Otro modo de ahorrar en la factura del agua es colocando algo voluminoso en el tanque del inodoro para que tu viejo retrete no tire más de 1.6 galones (6.05 litros) por descarga. Puedes colocarle una roca o simplemente una botella de soda llena de agua. Este truco puede sumar a tu cuenta bancaria alrededor de $180 anuales. Lavar la ropa con agua fría representa un notorio ahorro en la factura de la electricidad. Los estudios de Consumer Reports indican que puede ahorrarse $60 por año. Esta cifra puede incrementarse si usas cargas completas por lavado porque disminuirías 90 por ciento del consumo de energía. Incluso los expertos recomiendan que no uses agua caliente para lavar tus manos o dientes.

5. Filtros limpios: Comprueba que las pantallas recolectoras de pelusa en las secadoras de ropa estén limpias. Lo recomendable es que después de cada uso del aparato limpies el recolector, para que no emplee mas energía de la necesaria, pero además los expertos sugieren que cada 3 meses, quites el filtro de la pelusa y lo limpies con agua jabonosa caliente y un cepillo de dientes viejo para quitar la acumulación invisible de una cera que se adhiere al filtro. Después que lo enjuagues con agua caliente verás la diferencia. Además de ampliar la vida de tu secadora, quitarás un riesgo de incendio potencialmente peligroso y habrás ahorrado unos cuantos dólares. Según el sitio linedryit.com, si usas dos veces menos la secadora de ropa por semana puedes gastar anualmente $32 menos.

6. Planta árboles: “Planta algunos árboles alrededor de tu casa, sobre todo en el sector sur y oeste” sugiere el estudio de Consumers Reports. Notarás una disminución de tu factura de energía de unos $250 anuales.Y si puedes asegurarte de “cubrir” tu unidad de aire acondicionado con la sombra, dentro de lo posible, el ahorro se notará más.

7. Termostatos programables y medidores de energía: En el mercado existen algunos dispositivos que sirven para medir el consumo de vatios que tiene tus aparatos, entre ellos esta Kill a watt, que es un monitor de energía para calcular el costo de energía diario, semanal, mensual y hasta anual de cada aparato en casa y además comprueba la calidad de la energía, el voltaje, la frecuencia de la línea y el factor de energía.

Los termostatos programables te permiten bajar la temperatura dos grados durante el invierno y ahorrar hasta $40 al año. Y si durante el verano usas aire acondicionado, los expertos recomiendan mantener la temperatura en 78 grados Farenheit (25.5 grados centígrados. Bájalo cinco puntos más (a 73 grados Farenheit o 22.7 grados centígrados) y el ahorro será mayor. Según Consumer Reports, la instalación de un termostato programable puede ahorrarte hasta $202 por año.

Para finalizar no olvides volver rutinas algunas buenas costumbres: como apagar la luz cuando salgas de una habitación, cerrar el grifo mientras te lavas los dientes o lavar los platos usando la carga completa del lavavajillas ($42 de ahorro anual). Le habrás ahorrado al mundo toneladas de energía y tendrás más dinero en tu bolsillo.

Share