<!--:es-->AL trabaja a favor de enfermos de sida<!--:-->

AL trabaja a favor de enfermos de sida

Latinoamérica pelea por erradicar la discriminación laboral y lograr una mejor atención para los enfermos de sida, aunque, según la ONU, un tercio de los países del mundo aún no tiene leyes para proteger a las personas que viven con el virus del VIH.

Altas multas: En coincidencia con el Día Mundial de Lucha contra el Sida entró en vigor en Perú un paquete de normas por el que los trabajadores que sean portadores del virus no podrán ser despedidos de su centro laboral y tampoco se les puede exigir exámenes médicos como condición para ser contratados.

El ministro peruano de Trabajo, Jorge Villasante, explicó en declaraciones a la agencia estatal Andina que es nulo el despido basado en que el trabajador sea portador del VIH.

En caso de que el empleador incurra en discriminación laboral, puede ser sancionado con multas que van desde $12,800 hasta $23,300, según la cantidad de afectados, agregó.

Estigmatizan y discriminan

También, organizaciones sociales salvadoreñas pidieron al Estado y a la empresa privada que garanticen el cumplimiento de las leyes para combatir la discriminación y evitar despidos.

Las entidades hicieron un llamamiento a garantizar el respeto a los contagiados y a abstenerse de “despedir, obstaculizar, estigmatizar y discriminar a las personas portadoras del VIH o en etapa de sida”.

En México, donde según cifras oficiales hay 200 mil infectados, el ministro de Salud, José Ángel Córdova, consideró “inaceptables las nuevas tasas de incidencia y los estigmas de discriminación”.

Diagnóstico a tiempo: No obstante, en materia de prevención, Córdova destacó que en la actualidad, 50 mil pacientes reciben un tratamiento antirretroviral gratuito a través de distintas instituciones y que en lo que va de año se han distribuido 30 millones de condones entre jóvenes en campañas de sensibilización para prevenir el contagio.

Y para 2009, las autoridades mexicanas se han propuesto practicar un millón de pruebas gratuitas de detección del virus.

El Gobierno de Brasil, país en el que la enfermedad afecta a cerca de 600 mil personas, tiene previsto distribuir unos 3.3 millones de pruebas “rápidas” del VIH el próximo año, que permiten determinar con solo una gota de sangre y en 15 minutos si el paciente ha contraído los anticuerpos del sida.

El ministro de Salud, José Gomes Temporao, explicó que “cuanto más precoz se realiza el diagnóstico, es mejor”, y alertó que en este momento cerca de 255 mil brasileños desconocen que son portadores del virus.

Share