Alerta a los virus temporales: Resfriado, Influenza y VSR

Los bebés prematuros, incluso los que nacen sólo unas cuantas semanas antes de tiempo, son más vulnerables a infecciones temporales como el virus sincicial respiratorio (VSR), un virus común durante los meses de otoño e invierno. Se calcula que todos los años se hospitalizan 125,000 bebés en los Estados Unidos con casos graves de VSR, la causa principal de hospitalización de bebés. Aunque la enfermedad es leve en la mayoría de los niños, puede ser más grave en los bebés prematuros.

El VSR se presenta normalmente con síntomas muy similares a los de un resfriado, como goteo nasal o una fiebre baja, y éstos por lo general mejoran por sí solos. Los padres de los bebés prematuros deben prestar atención especial a los signos que pueden indicar un caso más grave de VSR, tales como dificultad al respirar, silbidos, respiración rápida o entrecortada, dificultad para alimentarse o desgano, y consultar al proveedor de atención médica si el bebé presenta estos síntomas.

Una forma eficaz de prevenir el contagio del VSR y otros virus comunes que pueden afectar al bebé es adoptar la costumbre de lavarse bien las manos. Esto incluye a toda persona que tenga contacto con el bebé. Lavar los juguetes y objetos que toca el bebé y evitar contacto con personas que tienen resfriados, así como toda exposición que no sea necesaria a grupos grandes de personas, también puede ayudar a disminuir las posibilidades de que su bebé se contagie de los virus de temporada.

La comunicación oportuna y continua con un proveedor de atención médica y las citas para revisiones médicas de rutina de los bebés prematuros también son importantes para ayudar a asegurar que permanezcan sanos durante la estación de invierno. Para mayor información en español sobre el VSR, visite http://www.rsvprotection.com/pdf/espanol.pdf.

Share