Alguacil Arpaio admite su culpabilidad en caso de discriminación contra latinos

03 19 15 PORTADA joe-arpaio_655x438El polémico alguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, ofreció el martes en la noche a un juez federal la posibilidad de admitir públicamente no haber seguido las órdenes de la corte en un caso de discriminación en contra de conductores latinos.
Tanto Arpaqio como uno de sus oficiales de mayor rango aceptan las penas e indicaron que no tratarán de presentar evidencia que demuestre lo contrario en la audiencia ya programada para abril.
El juez federal Murray Snow deberá ahora decidir si acepta o no la admisión de culpabilidad.
El policía, denominado el “sheriff más duro de Estados Unidos” por su trato a los inmigrantes indocumentados, enfrenta un juicio por desacato.
En el acuerdo ofrecido Arpaio también establecería un fondo de $35 mil para compensar a las víctimas y donaría $100 mil más para proteger los derechos civiles, de acuerdo a documentos presentados anoche en la corte federal en Phoenix, Arizona, por los abogados del alguacil.
En caso de celebrarse el juicio, Arpaio, seis de sus oficiales y la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO) podrían enfrentar fuertes multas o inclusive la cárcel.

La oferta de acuerdo
“No hay nada que nuestros defendidos puedan hacer para cambiar lo que ya se hizo. Los defendidos pueden expresar su remordimiento a la corte y los demandantes para comenzar a remediar el daño a aquellos que fueron afectados y tomar pasos para asegurarse que esto no ocurra en el futuro”, expresaron los abogados en la documentación presentada el martes.
La semana pasada Arpaio asistió personalmente a una reunión comunitaria ordenada por la corte para que la comunidad denuncie abusos a manos de MCSO.
En 2013, Snow declaró culpable a la oficina de Arpaio de prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos durante operativos en contra de la inmigración indocumentada.
Desde entonces, el alguacil, de 82 años, ha estado en la mira de la corte y de los demandantes representados por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), quienes constantemente se han quejado de que Arpaio y sus agentes no han seguido las indicaciones del juez federal en este caso.

Entre las violaciones se encuentran no informar a sus agentes adecuadamente sobre el caso y las determinaciones de la corte, así como de continuar operativos migratorios a pesar de que el juez Snow así lo prohibió.
Arpaio presentó una apelación en contra de esta decisión, la cual también ofreció ahora retirar si Snow acepta su petición de culpabilidad.
Los argumentos de la demanda
La demanda por uso de perfil racial contra Arpaio se inició en diciembre de 2007, cuando fue acusado de detener a conductores hispanos utilizando el criterio del perfil racial.
ACLU argumentó en la demanda que durante los operativos que lleva la cabo la Oficina del Alguacil del Condado Maricopa (MCSO), los conductores y pasajeros hispanos son el blanco de los agentes, especialmente para cuestionarlos sobre su estatus migratorio.
“Estadísticas proporcionadas por la oficina del alguacil demuestran que los hispanos tienen un porcentaje más alto en detenciones y también demuestra que oficiales en estos operativos detienen en mayor porcentaje a hispanos que otros grupos”, explicó
En promedio, dijo el grupo defensor de derechos civiles, las detenciones de autos de hispanos duran más tiempo que las detenciones de otros grupos.
Abogados de ACLU y del Fondo Americano de Defensa legal y Educación (MALDEF) han señalado que las evidencias presentadas durante este juicio demostrará que el uso de la etnia y la raza han sido parte de los operativos del alguacil Arpaio en todos los niveles.
El caso Ortega
Este es el caso del inmigrante mexicano y residente legal en Estados Unidos, Manuel de Jesús Ortega Melendres, quien viajaba como pasajero en una camioneta en octubre de 2007 cuando ésta fue detenida por agentes de MCSO y estuvo retenido varias horas bajo la sospecha de ser indocumentado.
Ortega Melendres, uno de los demandantes, estuvo detenido hasta que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) verificó su estatus migratorio.
Los demandantes pedían a la corte que se detengan las operaciones discriminatorias en contra de conductores hispanos, que un observador independiente vigile las operaciones de MCSO y que se lleve a cabo un mejor entrenamiento para prevenir el perfil racial.
Además, solicitaron que el MCSO lleve un mejor registro de las operaciones que realizan, y que en los datos de los detenidos por infracciones de tráfico se incluya información sobre el grupo étnico de los afectados.
El mayo de 2013 el Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a Arpaio por el mismo motivo.

Share