Amari Cooper  busca ayudar a los  Cowboys  con hechos, no palabras

Amari Cooper busca ayudar a los Cowboys con hechos, no palabras

mari Cooper

El flamante nuevo receptor del equipo de la ‘Estrella Solitaria’ aseguró que está intentando adaptarse rápido a la ofensiva de Dallas para responder a las expectativas.
Amari Cooper está listo para demostrarles a los Dallas Cowboys lo que obtuvieron al entregar una primera selección del draft por su nuevo receptor.
El exjugador de los Oakland Raiders no está muy interesado en hablar de antemano.
“Eso se lo voy a dejar a ustedes, muchachos”, dijo Cooper el miércoles en su primer encuentro con los periodistas tras su práctica debut con los Cowboys, que tienen tiempo adicional a fin de alistarlo para su cambio a una nueva ofensiva. Dallas cumplirá su semana de descanso antes de regresar a la acción el 5 de noviembre, en casa contra Tennessee.
El quarterback de los Cowboys, Dak Prescott, señaló que permanecerá en casa durante el fin de semana libre para pasar tiempo adicional con Cooper, adquirido el lunes a cambio de la primera selección de Dallas del año entrante. Ambos fueron rivales en la Conferencia del Sureste, cuando Prescott estaba en Mississippi State y Cooper en Alabama.
“Simplemente emocionado”, declaró el miércoles Prescott a The Associated Press. “Un chico contra el que jugué en el colegial y luego lo vi jugar en la NFL ser dos veces elegido al Pro Bowl. Sólo por las cosas que hace y lo explosivo que es, tiene mucho que ofrecer a esta ofensiva”.
Cooper tiene conexiones con los Cowboys a través de anteriores coordinadores ofensivos que trabajaron para Scott Linehan en Dallas y un fuerte vínculo con el entrenador de tight ends, Doug Nussmeier, de su tiempo juntos en Alabama.
El recién llegado dice que el sistema al que está entrando es bastante diferente. Pero Cooper también comenta que eso no importa mucho.
“He jugado fútbol americano toda mi vida”, sostuvo Cooper. “Sólo tienes que ser un buen aprendiz, y creo que eso soy. Ya estoy ajustando y registrando el sistema muy bien”.
Cooper reconoció que vio el movimiento como un nuevo inicio, pero añadió que en realidad no había pensado si lo necesitaba. Luego de dos temporadas de mil yardas con sus viajes al Pro Bowl, en sus primeros dos años, la producción de Cooper cayó en su tercera campaña con los Raiders.
Este año Cooper tuvo dos partidos de 100 yardas, antes de ser buscado sólo dos veces y atrapar un envío en sus últimos dos juegos con los Raiders. Salió temprano de su último encuentro con Oakland, contra Seattle, con una conmoción, pero dijo que ya superó el protocolo.
“Cuando me enteré que iba a ser un Dallas Cowboy, supe que tenía que adaptarme rápido”, indicó Cooper y agregó que se enteró el lunes en el campo de entrenamiento de los Raiders. “Supe que todo sucedería muy rápido. En realidad no tuve tiempo de pensar al respecto, para ser honesto”.
Si bien los Cowboys pagaron mucho para tener a Cooper, esencialmente lo ven como una selección de primera ronda en su intento por mejorar un grupo de receptores que no ha podido sustituir eficazmente al ala cerrada retirado Jason Witten ni al líder de recepciones de touchdown de la franquicia, Dez Bryant, dado de baja en un movimiento para cortar costos.
“Sentimos que es el tipo de muchacho que hemos reclutado en la primera ronda durante los últimos años, esos jugadores para construir (al equipo) que pensamos van a estar aquí por mucho tiempo”, señaló el entrenador Jason Garrett. “Sentimos que encaja en ese modo y tal vez de algunas maneras es menos riesgoso porque tiene producción a nivel NFL”.

Share