Amenazan de Muerte a Sheriff por defender a indocumentados

Amenazan de Muerte a Sheriff por defender a indocumentados

Amenazan

Detectives del Sheriff del condado de Los Ángeles colaboran con otras agencias del orden en la investigación de dos amenazas de muerte que recibió el jefe hispano de la agencia, Alex Villanueva, por limitar la presencia de los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) en las cárceles de esta región, las cuales conforman el sistema penitenciario más grande del país.
“Vas a morir” y “Te veré como un hombre muerto”, advirtieron en esos mensajes que Villanueva recibió en enero a través de un correo electrónico y el Messenger de Facebook.
La pesquisa preliminar determinó que los enviaron desde Utah y otro estado. A la fecha no se han realizado arrestos. Detectives de esas jurisdicciones y agentes federales también colaboran en este caso.
“Recibimos muchos comentarios negativos en las redes sociales, pero dos incidentes en particular que venían de Utah y de otro estado un poco más lejano eran mucho más específicos y directos, como amenazas de asesinato. Y eso lo tomamos en serio”.
Dichas amenazas coinciden con la nueva política migratoria del Sheriff angelino, que patrulla en ciudades y áreas no incorporadas con alta población latina, como el Este de Los Ángeles, Pico Rivera y Lynwood.
“Sucedió cuando estábamos iniciando los cambios en las cárceles para sacar a los agentes de ICE”, agregó quien dirige al departamento del Sheriff más numeroso del país, con más de 8,000 oficiales.
Villanueva, quien fue electo en noviembre pasado, cumplió su promesa de campaña de “sacar” a los agentes de ICE de las cárceles, cortes, estaciones policiales y otras instalaciones vigiladas por la dependencia.
Específicamente, prohibió a los agentes de inmigración entrevistar a reclusos u otras personas que estén en custodia en las prisiones o en cualquier área de dichas instalaciones.
Pese a las amenazas, esas modificaciones se realizaron durante los primeros días de su gestión. “Removimos a todos los agentes de ICE de las cárceles, las cortes y las estaciones del Sheriff. No se les permite entrar para tomar cualquier asunto relacionado con casos de inmigración”.

Acatando la Ley de estado Santuario SB54, la dependencia solo les permite ingresar a sus cárceles para tomar custodia de los indocumentados convictos por delitos graves.

Mensajes de odio y xenofobia

Villanueva cree que las advertencias recibidas son “una extensión” de la retórica incendiaria del presidente Donald Trump, quien ha criminalizado a los migrantes. “El asunto ha causado mucho rencor en el público, en particular en los fanáticos del actual presidente, por su manera de explotar las diferentes opiniones sobre la presencia de indocumentados en el país”, mencionó.
Esta separación con las autoridades migratorias que ha marcado el Sheriff podría reducir las estadísticas de detenidos de ICE en esta metrópoli. Cada día, las cárceles de este condado albergan a unos 18,000 presos en siete prisiones. La antigua colaboración de ambas fuerzas del orden permitió la deportación de 23,000 inmigrantes de esta región en 2009 y 2010, incluso más que los expulsados esos años por el entonces polémico sheriff de Maricopa, Joe Arpaio.
“(El hecho de) que el sheriff Villanueva brinde refugio a los migrantes criminales que evaden la justicia en su jurisdicción, solo semanas después de que se acusara a un indocumentado criminal por el asesinato del policía del norte de California Ronil Singh muestra un preocupante establecimiento de prioridades”, indicó en un comunicado Thomas P. Giles, director interino de la Oficina de Campo de Remoción de ICE en Los Ángeles.
Signh, un agente del Sheriff del condado de Stanislaus, fue baleado fatalmente a finales de diciembre por un mexicano indocumentado detenido por una infracción de tránsito. El sospechoso, Gustavo Pérez Arriaga, ha estado “varios años” en EEUU luego de cruzar ilegalmente la frontera de Arizona.
“No se equivoquen, estas restricciones fomentan la actividad de inmigrantes criminales dentro de las fronteras del condado de Los Ángeles”, advirtió el funcionario de ICE.
Villanueva, hijo de un puertorriqueño y una estadounidense, dice que pese a la avalancha de críticas que ha recibido en las redes sociales tachándolo de “corrupto” y “vendido”, él continuará defendiendo a los que no tienen papeles.
“Ignoro esos mensajes porque hablan con una voz de odio y de xenofobia, pero no hablan con la verdad”, comentó. “Vamos a seguir sirviendo a toda la comunidad, incluyendo a la migrante. A pesar de todas las amenazas no cambiaré mi rumbo”.
Villanueva: ha sido positivo para la comunidad
Según este jefe policial, desde que implementó su nueva política migratoria más personas se acercan a sus agentes para colaborar en investigaciones.
“La gente tiene más confianza en nuestro departamento, en cuanto a llamadas, reportar crímenes, ser testigos de crímenes. Se ve algo más positivo”, aseguró.
Explicó que el beneficio es que menos criminales andan sueltos: “Si los migrantes no reportan crímenes violentos, quiere decir que hay depredadores sueltos en la comunidad y habrá más víctimas”.
El sheriff dijo que su plan de trabajo incluye participar en más eventos comunitarios que fortalezcan los lazos con la comunidad migrante y dar prioridad a los aspirantes hispanos que buscan ocupar las 1,000 vacantes que hay en las filas de la dependencia. “Necesitamos más”, enfatizó Villanueva.

Share