<!--:es-->Amnistía favorece a 50 mil indocumentados!<!--:-->

Amnistía favorece a 50 mil indocumentados!

MIAMI – El gobierno federal estadounidense concederá la residencia permanente a miles de inmigrantes que entraron a Estados Unidos entre 1980 y 1988 con una visa y luego se quedaron indocumentados. La decisión fue emitida casi 20 años después de una larga batalla en las cortes para obligar al servicio de inmigración a retomar sus casos dentro de la amnistía de 1986 y concederles la residencia permanente.

Festejan el dictamen: “Es una gran victoria que favorece a miles de inmigrantes”, dijo a Univision Online Juan José Gutiérrez, director del Movimiento Latino USA, en Los Angeles, California. Se trata de inmigrantes que entre 1987 y 1988 presentaron sus ajustes de estado durante la amnistía aprobada en tiempos de Ronald Reagan, pero el entonces Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) rechazó sus solicitudes.

Los favorecidos con la decisión ejecutiva entraron a Estados Unidos entre 1980 y 1988 con una visa, y al término de sus permisos se quedaron como indocumentados.

La amnistía de 1986 determinó que podían acogerse al programa los inmigrantes indocumentados “pero el servicio de inmigración estimó o resolvió que estas personas no eran indocumentadas, porque habían ingresado con una visa al país”, apuntó Gutiérrez.

“Ahora podrán presentar nuevamente sus casos para recibir la residencia”, agregó.

Que reabran sus casos

La decisión del gobierno federal estadounidense indica que estos inmigrantes, a quienes le caducaron sus permisos de estadía, se quedaron en Estados Unidos y fueron cubiertos por la amnistía de 1986, pueden pedir la residencia legal permanente.

La amnistía de 1986 benefició a unos 3 millones de indocumentados, la mayoría originarios de América Latina.

La decisión alcanzada fuera de las cortes autoriza a reabrir sus casos inmediatamente.

Una “gran noticia”

María Elena Durazo, secretaria tesorera de la Federación Americana del Trabajo-Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), el mayor sindicato de Estados Unidos, comentó al Noticiero Univision que se trata de una gran noticia en medio de un clima severo en contra de los inmigrantes.

“Cualquier decisión que ayude a 50 mil indocumentados a obtener la residencia, sin duda es una gran noticia”, dijo.

Abogados consultados por Univision Online advirtieron que quienes resultaron favorecidos busquen consejo o asesoría legal antes de presentar sus casos, para evitar errores y ser deportados de Estados Unidos.

Los casos podrán presentarse a partir del 1 de febrero de 2009, indica el dictamen.

Sharon Rummery, portavoz de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en San Francisco, dijo que no se sabe cuántos inmigrantes serán favorecidos..

Gutiérrez detalló que la demanda de acción de clase (Class Action) se presentó a fines de los ochenta, y que ahora “por fin se ganó de forma definitiva”.

El activista advirtió que no se trata de una nueva amnistía y reiteró que los beneficiarios se acogerán al ajuste de estatus bajo los términos de la amnistía de 1986.

Dijo además que esta era la tercera demanda de este tipo y que con ello concluyen las demandas relacionadas con la amnistía tardía de 1986. La batalla anterior: La anterior amnistía tardía finalizó en diciembre de 2005 y benefició a unos 400 mil inmigrantes, cuyos ajustes de estatus también fueron rechazados erróneamente por el servicio de inmigración entre 1987 y 1988.

En estos 22 años de batallas, primero el Congreso y luego los tribunales de justicia decidieron desestimar las peticiones de Amnistía Tardía y los afectados estuvieron a punto de ser deportados en varias ocasiones.

Pero el panorama cambió el 21 de diciembre de 2000, cuando el entonces presidente, Bill Clinton, firmó la ley denominada “Acta de Inmigración de Familia y de Igualdad (LIFE)” y permitió a miles de extranjeros pedir tardíamente la residencia legal permanente.

Los pasos a seguir

Durazo advirtió que, antes de reunir los documentos y enviarlos al servicio de inmigración, los favorecidos deben buscar consejo legal.

“También pueden consultar con un grupo de ayuda a los inmigrantes sobre cómo proceder, para de esta forma evitar errores y enfrentar una posible deportación”, dijo Gutiérrez.

Algunos de los documentos que puede ir reuniendo para acudir a la cita con un experto en el tema son:

Formulario para solicitar la residencia bajo el amparo de la Amnistía Tardía.

Formulario de datos biográficos G-325A.

Solicitud de permiso de trabajo I-765.

Examen médico.

Evidencias de permanencia física en Estados Unidos dentro de las fechas estipuladas en el dictamen.

Partida o certificado de nacimiento.

Fe o acta de bautismo.

Pasaporte vigente y cuya fecha de vencimiento sea superior a los seis meses.

Pruebe que vive en EU

Es importante que la persona presente documentación que demuestre residencia en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 1982 hasta el 4 de mayo de 1988.

Share