Anuncian campaña de redadas y piden ‘voto de castigo’ contra republicanos

Dallas, Tx.- El gobierno republicano del presidente George Bush podría realizar a partir de los próximos días o semanas “unas de las más severas e intensas” campañas de redadas por todo el país, incluida Dallas y otros condados del norte de Texas, denunció hoy el líder de la organización política Demócratas México Americanos (MAD), Roberto Alonzo, quien pidió por tal motivo a los electores latinos un “voto de castigo” en contra de todos los candidatos republicanos en estas elecciones presidenciales.

“Esta sería una acción condenable, nefasta y repudiable que confirma la desesperación de los republicanos por causar temor entre la comunidad latina para que no siga apoyando al candidato presidencial demócrata Barak Obama, a quien a solo una semana de las votaciones generales las encuestas lo mantienen con una amplia ventaja en la preferencia electoral sobre su rival, el conservador John McCain”, enfatizó Alonzo.

Según el reconocido luchador social méxicoamericano, el representante del gobierno de Perú le confió que el régimen de Bush estaba llevando a cabo una serie de sondeos con los gobiernos de los países con mayor número de inmigrantes en Estados Unidos sobre su padecer en caso de que se produjeran en noviembre y antes de que concluyera el año nuevas y más férreas redadas masivas por toda la nación. La reveladora noticia, se produjo durante la IV Convención sobre los inmigrantes peruanos en el exterior celebrada a finales del mes pasado en Lima, capital peruana, y a la que Roberto Alonzo fue uno de los principales oradores invitados como legislador estatal por Dallas.

Ante esa posible nueva “cacería humana”, el dirigente de MAD pidió a los miles de electores latinos “castigar con su voto a todos los candidatos republicanos”, principalmente contra el presidente Bush. “Urgo a todos los votantes hispanos a que con plena conciencia cívica sufragen en contra de todos los candidatos republicanos, cuyo partido ha demostrado que con sus políticas antiinmigrantes continuará destruyendo familias al arrestar y deportar a miles de personas, entre mujeres, jóvenes y niños”, aseveró.

Por tal motivo, Alonzo hizo un llamado urgente a los electores hispanoparlantes para pedirles su apoyo al votar por él (como diputado estatal por el Distrito 104 de Dallas), Barak Obama (para presidente), Rick Noriega (senador), y Lupe Valdés (sheriff), y por todos los demás aspirantes demócratas en estas elecciones presidenciales del 4 de noviembre.

Roberto Alonzo manifestó que un mayor número de congresistas federales y organizaciones proinmigrantes y sindicales están apoyando a Gutiérrez para demandar un alto total a los masivos arrestos y deportaciones de decenas de miles de indocumentados y exigir la aprobación de una Reforma Migratoria con vías a la legalización de las más de 12 millones de personas que viven de manera ilegal en Estados Unidos.

Para abundar más sobre la política antiinmigrante de los republicanos, el político méxicoamericano indicó que tan sólo en el año fiscal 2008 –que inició el primero de octubre de 2007 y concluyó el 30 de septiembre pasado–, el gobierno de George Bush deportó a casi 350 mil extranjeros, lo que significó 20 por ciento más de las expulsiones ejecutadas el año anterior. En este sentido, cabe recordar que durante el año fiscal 2007 las autoridades migratorias estadunidenses detuvieron y deportaron un total de 288 mil 663 inmigrantes indocumentados.

Roberto Alonzo indicó que para lograr tan “criticada e injusta meta”, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) realizó casi mil 200 redadas durante los 11 meses del año fiscal 2008. Por si fuera poco, aseveró, dicha dependencia federal mantiene operando a más de 100 equipos especiales que continúan buscando en todo el país a indocumentados en sus propios hogares, puestos de trabajo y cárceles, pero cuyas cifras de detenidos y expatriados no han sido reveladas.

Sin embargo y a pesar de las crecientes protestas en contra de esas políticas antiinmigrantes republicanas, la subsecretaria del Departamento de Seguridad Nacional estadunidense (DHS, por sus siglas en inglés), Julie Myers, resaltó que dichos reportes “reflejan un progreso constante” en su lucha contra la inmigración ilegal, por lo que advirtió que las redadas masivas continuarán a través de toda la nación.

Asimismo, el líder de MAD pidió a la comunidad, dirigentes y todas las organizaciones proinmigrantes a unirse para luchar en contra de la Ley Sección 287 (g), aprobada por el Congreso federal en 1996, ya que según el ICE a partir del año 2011 todos los Departamentos de Policía participarían con el Servicio de Inmigración en la detención de personas indocumentadas.

Dicho programa le permite al ICE realizar acuerdos con las policías municipales, estatales y federal para que estas corporaciones del orden puedan arrestar a todo sospechoso de no poseer una residencia legal.

“Este es un buen momento para luchar en contra de la Sección 287 (g) para no permitir que siga ganando terreno en el país, como hemos visto en suburbios locales como Farmers Branch, Irving, Carrollton y Garland”, recalcó Roberto Alonzo.

Share