AOL Latino entrevisto a CRISTINA SARALEGUI vean en EXCLUSIVA

CRISTINA
«Llevo como 21 años presa», lo reiteró dos veces durante nuestra conversación de 17 minutos, pero aclarando que había sido muy feliz. Ella hubiera seguido con El Show de Cristina. Un ciclo, que forzadamente cierra, y que más que todo siente por su equipo de trabajo. «Ellos llevan muchos años y se quieren. Ese día que nos dieron la noticia lloraban, se abrazaban entre ellos, dos de mis productores acaban de tener bebés, ellos sí me parten el corazón», confesó Cristina Saralegui a Celestrellas.

Aunque íbamos a hablar de sus nuevas colecciones de ropa de cama y de baño en Casa Cristina, negocio que inició hace seis años, y del acuerdo que acaba de cerrar con Sears y Kmart, nuestra intención era no dejar de preguntarle acerca de las razones de por qué la cancelación de su programa en Univision y de cómo se siente en esta nueva etapa.

Para sorpresa nuestra, más que hablar superficialmente del asunto, encontramos a la misma Cristina de siempre, la que sin pelos en la lengua, dice lo que piensa y lo que le incomoda. «El día que pasó esto (cancelación del show) y Univision mandó el press release me sentí libre por primera vez en 21 años», así nos respondió cuando le preguntamos que si alguna vez se sintió traicionada con esta decisión.

Y con una jocosidad, muy propia, recordó a su mamá. «Siempre me decía cuando tú estás casada no se te acerca ningun moscón,y es verdad, lo que pasa es que yo estaba feliz y no quería irme. Tengo todos mis amigos ahí, pero también tengo amigos en otras televisoras en México, en Telemundo, gente que ha trabajado en El Show de Cristina, y que me han llamado para ofrecerme trabajo, así que donde quiera que yo vaya, estoy tan vieja, que tengo amigos en todas partes», aseguró.

Está tan llena de planes, profesionales y personales, que confiesa que ahora está trabajando más que nunca, pero que sí se tomará unas vacaciones con su esposo Marcos Avila (y que no revelará al lugar a donde irá), esperará el nacimiento de su primera nieta en diciembre y seguirá con hobbies que disfruta tanto como hacer collares, decorar su casa con todo lo que le regalan y se le ocurre comprar en los viajes e invitar a sus hijos a comer en su mansión en Miami Beach. Contrario a lo que pueden pensar, Cristina Saralegui está más llena de energía que nunca y, al final, ella siempre acaba poniendo las reglas cuando negocia un contrato con una habilidad única que tiene su esposo y manager de escuchar a la otra parte.

AOL Latino: Apenas terminas de grabar tu último show y ya estás hoy aquí dando la batalla con Casa Cristina …
Cristina: Cuando hicimos el último programa, que invite a mis amigos de la farándula y a casi todos mis productores desde el inicio porque no me dejaban ver la lista, era como una sorpresa, yo pedía que me dieran la lista y nadie me daba la lista, pero me alegré porque fue totalmente una sorpresa. Tuve a Fernando Colunga de presentador y lo hizo excelentemente bien, vino gente que yo quería mucho, no vino nadie del público de la calle, era todo el mundo nuestro con sus novios, con sus mamás, era gente nuestra y no lloré porque Fernando me apretaba la mano y me decía si lloras es el promo y como todos conocemos nuestro medio no lloré. La que lloró como una loca fue muy hija que está embarazada, va a tener una niña, al fin vamos a tener la parejita, y está para diciembre, y se paró ahí a llorar, casi me hace soltar la sopa a mí y empezó a decir el amor aquí se siente, gracias por como ustedes quieren a mi mamá y gracias a todos los que nos están viendo. Titi (su hijo) me abrazó y me mató y todo el mundo sacó las servilletas de la cartera y a llorar se ha dicho, pero fue un programa bien bonito.

AOL Latino: ¿La cancelación de El Show de Cristina fue una decisión personal o un acuerdo con la cadena?
Cristina: La cadena que yo conozco dejó de existir en diciembre 31 cuando mi jefe Ray Rodríguez se retiró, cuando Otto Padrón terminó. Han sacado a mucha gente que eran la cadena para mí. Esta no es la cadena en que yo crecí, las personas nuevas que hay ahí, yo francamente muy poco las conozco. Por ejemplo, el señor que compró la cadena yo nunca lo he visto y el segundo señor lo he visto tres veces y el presidente nuevo lo he visto tres veces, o sea que yo no les tengo ninguna lealtad, no les debo nada, no tengo nada que ver con ellos. Me llamaron y me dijeron: mira Cristina todo cumplió un ciclo, nosotros estamos muy interesados en quedarnos contigo. Me ofrecieron una serie de especiales, que todavía estamos negociando porque no sé si es lo que quiero hacer. Llevo 21 años ahí sin dejar de ir a trabajar un día, el año pasado cumplimos 20 años y nada pasó y yo quiero hacer cosas nuevas, diferentes y nada me siento libre.

AOL Latino: Entonces este nuevo contrato con Sears viene como anillo al dedo…
Cristina: Viene como anillo al dedo. Cuando Sears compró Kmart significa que adquirió tres mil 900 tiendas, que son muchas tiendas, y nos compraron cinco diferentes colecciones de juegos de cuarto y cinco juegos de baños completos y los van a poner en todos los Sears y Kmart. Esto para mí es algo muy grande porque ya llevo seis años con Casa Cristina y es mucho más grande que cualquier programa de televisión que yo pueda hacer, aunque la televisión es un vicio, y aclaro que no me estoy retirando, no voy a dejar la televisión.

AOL Latino: ¿Cómo te sentiste con las declaraciones de Yolandita Monge y su esposo Topy Mamery, quienes alguna vez fueron tus amigos?
Cristina: Ellos nunca han sido mis amigos. Yo no los conozco, conozco a Noelia y la invité porque soy periodista e invito a mi show a quienes tengan problemas. Ella me trajo hasta su abuelita. Invité a su mamá y a su papá y ellos declinaron. Después que pasó todo, los volvimos a invitar y no vinieron y decidieron ir a Don Francisco, o sea que ellos nunca han querido venir, pero al señor Topy Mamery lo he visto una sola vez en mi vida, que vino a mi casa a pedir trabajo. No los conozco, no son mis amigos».

AOL Latino: ¿Quiénes realmente son tus amigos en una industria tan difícil?
Cristina: Una que me hace mucha falta y que la extraño es Celia Cruz y su cabecita de algodón (así le llamaban al marido de Celia Cruz). Gloria y Emilio, que son los padrinos de mi boda, César Evora y su señora y su hija Karlita y su hija Mariana, porque yo no solo soy amiga de los padres, soy amiga de toda la familia, Thalía y Tommy, Jorge Salinas, que es el hombre más guapo que yo he visto en mi vida, y al que más quiero es a Fernando Colunga que me dice mami. Talina Fernández obviamente y ahora le acabo de pedir trabajo a Carmencita Salinas en Aventurera.

AOL Latino: ¿Eso último es un chiste?
Cristina: Niña claro, yo me compro las plumas, la tanga y paalante vamos, es más te voy a mandar una foto mía con plumas y tangas.

AOL Latino: ¿Qué mensajes tienen para quienes te han seguido en todos estos años?
Cristina: No hay más mensaje que darles gracias y que si me quieren ver que vayan a Sears y a Kmart.

AOL Latino: ¿Eres una mujer feliz en este punto de tu vida?
Cristina: Sería pecado pedirle más a Dios. ¿No crees? Pues no voy a pedir más.

Share