Aplican la eutanasia al paciente equivocado

Aplican la eutanasia al paciente equivocado

Eutanasia

Shirell Powel demandó a un hospital de Nueva York por haber confundido a su hermano con otro paciente, al que ella autorizó que le retiraran el respirador que lo mantenía con vida. Pero la autopsia reveló que no era su familiar, sino una persona con la misma edad y un nombre muy parecido. Su verdadero hermano estaba en la cárcel. Se trata de la historia de un error médico que acabó en una tragedia. Es lo que una mujer de Nueva York dice que ocurrió luego de que autorizara al hospital donde se encontraba supuestamente su hermano agonizando a que lo desconectaran tras confirmarse su muerte cerebral y que no había posibilidad de que se recuperara.
Luego de recibir una llamada del centro médico que le alertaba que su familiar estaba internado, Shirell Powell pasó varios días cuidándolo. Cuando los médicos dijeron que ya no había nada qué hacer, con dolor tomó la decisión de desconectarlo.
Sin embargo, ahora presentó una demanda contra el hospital por daños emocionales porque realmente la persona a la que autorizó que le aplicaran la eutanasia no era su hermano: se trató de una confusión en la identificación. El hombre que estaba internado en el hospital tenía la misma edad que su hermano y un nombre muy similar: se llamaba Frederick Clarence Williams y su hermano Frederick Williams.

La demanda fue presentada el pasado 15 de enero contra el hospital público San Barnabás ante la Corte Suprema de El Bronx por Powell, cuyo hermano Frederick Williams, de 40 años, había sido alguna vez paciente de dicho centro de salud.
De acuerdo con la acción legal, Powell, que reclama graves daños emocionales que alega ocurrieron por la negligencia del hospital, recibió una llamada de un médico del centro médico el 15 de julio de 2018 para informarle de que su hermano había sido admitido ahí en estado inconsciente.
El documento de la demanda destaca que el hombre admitido en el hospital, quien tenía documentos de identidad (entre ellos el de su seguro social) era Freddy Clarence Williams.
“Ese Frederick Williams y Freddy Clarence Williams son personas diferentes”, establece el texto. Indica además que la demandante acudió el 15 de julio de 2018 al hospital donde fue informada por el mismo médico que le llamó de que le harían algunas pruebas a Williams.
“Se parecía mucho”
“Estaba entubado y tenía un collarín, estaba un poco hinchado, pero se parecía mucho a mi hermano”, dijo la mujer al diario New York Post.
“Él no podía hablar cuando le llevaron al hospital. Simplemente asumieron que se trataba de mi hermano”, dijo la mujer al medio neoyorquino.
Powell, de 48 años y residente del distrito de Brooklyn, alegó además a la corte que dos días más tarde se le informó de que Frederick Williams, su hermano menor, había sufrido severo daño cerebral como resultado de una sobredosis de narcóticos y que sería trasladado al hospicio del mismo hospital. “ Fue realmente doloroso”, afirmó la demandante, quien señaló además al diario que una de las dos hijas de su hermano, de 17 años, viajó a Nueva York antes de que fuera desconectado del equipo que le mantenía vivo. La demandante permaneció al lado de quien creía era su hermano desde el 17 de julio, cuando fue llevado al centro hospitalario, hasta el 29 de ese mes, cuando autorizó desconectarle del respirador y murió rodeado de Powell y sus familiares.

El verdadero Williams
Powell pidió que se le practicara una autopsia. De acuerdo con la demanda, el hospital identificó con la Oficina del Médico Forense al muerto como Frederick Williams. Pero, el 16 de agosto el forense le identificó como Freddy Clarence Williams.
Como resultado del incumplimiento de su deber, la demandante autorizó el retiro del tratamiento médico a una persona que no era su hermano, se argumentó además al tribunal en una demanda que no especifica la cantidad económica que reclama.

Share