Aprueban alza de 44% a predial regio

Después de dos días de negociación que implicó extender el periodo de sesiones hasta el 24 de diciembre, el Congreso local aprobó hoy (ayer) por mayoría la actualización de valores catastrales de Monterrey con un alza del 44 por ciento, que implica un aumento del 13 por ciento en el pago del impuesto predial.

La propuesta original presentada por el Alcalde regio Fernando Larrazabal fue rasurada por la bancada priista, quienes lograron exentar del alza catastral a 405 colonias localizadas en los distritos 1, 2, 3, 5 y 8, todos sectores populares identificados con los tricolores.

Ante la falta de acuerdo entre las fracciones del PRI y PAN la discusión se prolongó hasta la tarde de ayer, pese a que la idea de los legisladores era sacarla antes del 24 de diciembre.

Contrario a lo aprobado para el Municipio de San Pedro, al Ayuntamiento regio no le aplicaron la tabla de desgravación que implica un alza gradual para completarse en los seis siguientes años.

Aunque la idea original era aumentar la base gravable para el municipio regio hasta 660 millones de pesos, de acuerdo al dictamen, esta base quedó en 645 millones de pesos, es decir, 45 millones de pesos más de lo que recaudó este año la administración municipal.

Según versiones de diputados panistas, la disminución se debe a las colonias que fueron retiradas para aplicar el aumento al catastro.

En el 2010, el municipio tuvo una base gravable de 600 millones de pesos.

Personal de la Dirección de Recaudación Inmobiliaria de Monterrey estuvieron presentes en la sesión, incluso formando parte en las negociaciones para sacar adelante el dictamen.

Durante la sesión que tuvo una duración efectiva de casi tres horas, pues se tomó un receso de dos horas al inicio de la misma, la votación fue de 19 sufragios a favor, del PAN, PRI y PT, además de 7 en contra del PRI y 4 abstenciones del PRI.

Además de 15 diputados panistas que votaron a favor, los priistas Eligio del Toro, Domingo Ríos y Guillermo Elías Estrada y el petista Homar Almaguer apoyaron el dictamen.

Los legisladores que votaron en contra el dictamen fueron los tricolores Héctor Gutiérrez, Mario Emilio Gutiérrez, Tomás Montoya, Alicia Hernández, María de Jesús Huerta, la perredista María de los Ángeles Herrera y el panalista José Ángel Alvarado.

Los legisladores que se abstuvieron fueron Ramón Serna, Sergio Alanís, Héctor García y Blanca Armendáriz.

Los diputados del PAN Hernán Belden y Carmen Peña, además de PVEM, Juan Carlos Holguín, no estuvieron presentes durante la sesión.

El resto de los diputados abandonaron la sala al momento de la votación.

El diputado panista Alfonso Robledo fue el único que habló a favor del dictamen, quien dijo que a pesar de la dificultad por la falta de consensos salió adelante el dictamen.

Pese a la campaña que manifestó el tricolor, no hubo posicionamientos en contra del dictamen.

Por separado, el coordinador albiazul Hernán Salinas dijo que con esta aprobación el impacto en el bolsillo de los ciudadanos no será mayor al 13 por ciento respecto a lo que pagaron este año de impuesto predial.

«El impacto en pesos y centavos para el ciudadano en el pago del predial no será mayor al 13 por ciento de lo pagaron en el 2010», aseguró Salinas.

Por separado, el líder de la mayoría priista Héctor Gutiérrez afirmó que les quedó un buen sabor de boca la redacción final del dictamen al salvar del incremento a los sectores populares.

«Nos deja un muy buen sabor de boca proque protegimos lo que desde un principio señalamos que no se iba perjudicar a las bases populares», comentó el tricolor.

«En lo personal nos hubiera gustado que hubiera prevalecido el factor de desgravación, pero hay veces que es necesario transitar de es manera».

Share