El asesinato de la turista  venezolana pone el foco en los feminicidios en Costa Rica

El asesinato de la turista venezolana pone el foco en los feminicidios en Costa Rica

asesinato

La confirmación de la muerte de la turista Carla Stefaniak en Costa Rica no fue un evento aislado. La ciudadana estadounidense de origen venezolano fue asesinada en una semana crítica por la violencia machista en este país centroamericano. En los últimos días, se confirmó la muerte de otras cuatro mujeres costarricenses por ataques de hombres en razón de su género. Ya son 24 en este 2018 y apenas está empezando un mes en que suelen aumentar las denuncias por violencia doméstica.
Ahora se sabe que el crimen de Carla pudo tener una explicación por su género. Los investigadores locales informaron que hay pistas que indican la posible comisión de un ataque sexual contra la mujer de 36 años, antes de ser asesinada con golpes y un cuchillo. Su cadáver fue hallado el lunes en una zona boscosa cerca del hotel en Escazú (al oeste de San José) donde se hospedaba una noche antes de tomar el avión de vuelta a su casa en Miami. La policía judicial analiza fluídos corporales y otras pruebas para confirmar las sospechas que hay sobre el vigilante del hotel, quien pasará tres meses en prisión cautelar.
Las autoridades de Turismo en Costa Rica reaccionaron con preocupación. No es la primera vez en este año. Una mujer española (Arancha Gutiérrez) fue asesinada por un presunto agresor sexual en una playa del Caribe llamada Tortuguero y otra joven mexicana (María Trinidad Mathus) también perdió la vida sobre la arena por un supuesto asalto de una playa de moda llamada Malpaís, en la costa del Pacífico.
Pero el problema tampoco es solo de la industria turística, que representa el 6.3% del PIB de Costa Rica. El caso de Carla Stefaniak es solo una manifestación de la violencia machista que se ha agravado en este 2018, dijo a Univision Noticias la ministra de Mujer, Patricia Mora, al salir de una reunión convocada de emergencia en la Presidencia de la República. Ha sido una semana de pesadilla. “Estamos ante una curva ascendente. Cuando creemos que no podemos ir a más, resulta que en un fin de semana tenemos tres casos y vemos el caso de esta chica con la posibilidad de que haya sido atacada sexualmente”, lamentó.

Share