Aumento de costos de baterías  golpea a fabricantes de autos

Aumento de costos de baterías golpea a fabricantes de autos

costo

Los crecientes precios de las materias primas y los cuellos de botella de la cadena de suministro amenazan con hacer subir el costo de las baterías que se consideran cruciales en la lucha contra el cambio climático.
Los mayores costos de las materias primas podrían elevar el precio promedio de un paquete de baterías de iones de litio en 2022 a US$135 por kilovatio-hora, lo que representa un aumento de 2,3% con respecto al nivel de este año, según la Encuesta de precios de baterías de 2021 de BloombergNEF. El cambio marcaría el primer aumento en los precios desde al menos 2010, cuando el costo promedio era de US$1.200/kWh.
BNEF aún prevé que para 2024 los precios de las baterías podrían caer tan bajo como US$100/kWh, aunque ese movimiento ahora es menos predecible. El argumento de los analistas es que, de continuar las presiones inflacionarias, el objetivo podría retrasarse dos años, lo que perjudicará la economía de la tecnología de almacenamiento de energía.
La amenaza de inflación presenta un riesgo para la transición de los combustibles fósiles, en tanto que actualmente las baterías de iones de litio son cada vez más baratas, por lo que se han vuelto críticas para la adopción generalizada de vehículos eléctricos. Ford Motor Co. y Renault SA establecieron objetivos de precio de paquete de baterías para 2030 de US$80/kWh, mientras que Nissan anunció el lunes una estrategia para reducir el costo a US$75/kWh para 2028.
“Esto crea un entorno difícil para los fabricantes de automóviles, en particular para los de Europa, que tienen que aumentar las ventas de vehículos eléctricos para cumplir con los estándares de emisiones promedio de la flota”, dijo James Frith, jefe de investigación de almacenamiento de energía de BNEF. “Es posible que estos fabricantes de automóviles ahora tengan que elegir entre reducir sus márgenes o traspasar costos, con el riesgo de que los consumidores decidan no comprar un vehículo eléctrico”.
Los productores de baterías en China, el principal mercado de vehículos eléctricos, han estado preocupados durante meses por la escasez de suministro y el aumento de los costos de algunas materias primas. SVolt Energy Technology Co., con sede en China, que tiene un acuerdo para oferta al fabricante de Jeep Stellantis NV, señaló problemas con materiales que incluyen láminas de cobre, mientras que Gotion High-tech Co., un socio de Volkswagen AG, dijo a los clientes a mediados de octubre que incrementaría los precios de las baterías, citando la presión del aumento de los productos básicos.
A pesar de que los precios de las baterías cayeron un 6% este año a un mínimo histórico de US$132/kWh, los costos ya habían comenzado a aumentar en la segunda mitad del año, según BNEF. Una razón es el mayor costo del fosfato de hierro y litio después de que los productores chinos aumentaron los precios hasta en un 20% desde septiembre. BNEF espera que algunas restricciones, como las restricciones de producción de China debido a la escasez de suministros de energía, se alivien a principios de 2022.
Este año también mostró un aumento en el costo relativo de las células frente a los paquetes que ayudan a constituir. Para los paquetes de vehículos eléctricos con batería en particular, las celdas ahora representan el 82% del precio total del paquete, según el informe de BNEF. Los paquetes de baterías eran los más baratos en China, a $ 111 / kWh. Los precios en Estados Unidos y Europa fueron un 40% y un 60% más altos, respectivamente.

Share