<!--:es-->Batalla Obama contra las cifras!
…Los candidatos republicanos ya han dado muestras que atacarán a Obama por su manejo de la economía<!--:-->

Batalla Obama contra las cifras! …Los candidatos republicanos ya han dado muestras que atacarán a Obama por su manejo de la economía

Nueva York, Estados Unidos.- Ninguno de los contendientes republicanos se perfila, hasta ahora, como un candidato sólido para enfrentar al Presidente Barack Obama en los comicios presidenciales del año próximo.

Tras la muerte de Osama Bin Laden, la imagen del Mandatario estadounidense creció en mayo hasta superar 50 por ciento, y su campaña, ya en marcha, no deberá atravesar el desgaste de las elecciones primarias. Pero una nube en el horizonte complica sus aspiraciones: la economía.

Luego de cifras decepcionantes sobre crecimiento, el mercado inmobiliario, la actividad industrial y la confianza de los consumidores, el último dato que confirmó que la recuperación estadounidense ha perdido vigor fue el desempleo, que subió al 9.1 por ciento en mayo. Casi 14 millones de personas aún no consiguen trabajo, de las cuales casi la mitad llevan medio año en esa situación.

Y esto ha tenido su reflejo en los sondeos. El aumento que recibió la popularidad de Obama tras la muerte de Bin Laden se ha evaporado.

La aprobación del Mandatario ha regresado a 49 por ciento, según un sondeo de Washington Post y ABC News publicado ayer. Además, 59 por ciento de los encuestados dio a Obama una calificación negativa por su manejo de la economía, frente al 55 por ciento del mes anterior.

Desde Franklin Delano Roosevelt, quien debió lidiar con la herencia de la Gran Depresión, el único Presidente que logró la reelección con un desempleo elevado fue Ronald Reagan, en 1984. Para Obama, el desempleo es un dolor de cabeza no sólo porque no mejora desde hace meses, sino porque además es poco lo que puede hacer para revertir la situación en el corto plazo.

«A lo sumo, Obama puede matar los esfuerzos de los republicanos para aprobar recortes grandes e inmediatos en el gasto público, algo que pondría una carga adicional sobre la economía», indicó Thomas Mann, analista político del Instituto Brookings. Con la Cámara de Representantes bajo control de los republicanos, la posibilidad de que se apruebe un nuevo paquete de estímulo fiscal es nula.

Lo mejor que le queda esperar a Obama, añadió Mann, es que la Reserva Federal revise su decisión, prevista para para este verano, de ponerle punto final a sus políticas expansivas, los precios de la gasolina disminuyan y los problemas de Europa no dañen aún más la frágil recuperación de la economía.

Los economistas aparecen divididos entre quienes piensan que el último freno que mostró la primera economía mundial es un bache más en el camino de la recuperación, y quienes trazan un panorama más lúgubre al advertir que las estadísticas pintan una realidad mucho más severa.

Luego de que se conocieron las cifras sobre el desempleo, la Casa Blanca pidió no sacar conclusiones sobre la base de lo que sucedió sólo en un mes.

Para Nicole Gelinas, investigadora del Instituto Manhattan, el principal problema que debilita a la economía es la enorme deuda, sobre todo hipotecaria, que acarrean los consumidores estadounidenses, algo que les impide comprar o invertir en nuevos bienes. «Hasta que no haya una solución real a ese tema, no va a haber un crecimiento y una creación de puestos de trabajo fuertes», señaló.

Los candidatos republicanos ya han dado sobradas muestras que atacarán a Obama por su manejo de la economía, un área en la que el Mandatario aparece débil en las encuestas. Pero allí tampoco se han visto soluciones a los problemas de fondo, como el que puso sobre relieve Gelinas.

«Un candidato republicano exitoso aún tendrá que enfrentar los mismos problemas de la deuda. Y no es que tengan malas ideas. Es que parece que no tienen ideas», completó.

… Pero aventaja a sus rivales

A pesar de la nueva caída de popularidad del Presidente Barack Obama, el Mandatario sigue partiendo con ventaja respecto a sus potenciales rivales en los comicios de 2012.

Según un sondeo de Washington Post y ABC News publicado ayer, Obama sería sería el vencedor en unas potenciales elecciones contra el principal favorito a obtener la nominación republicana, Mitt Romney.

El 49 por ciento de los encuestados se decantó por el Mandatario, mientras el 46 por ciento lo hizo por Romney, ex Gobernador de Massachusetts. Y la ventaja se ampliaría notoriamente respecto a otros posibles candidatos republicanos.

Sin embargo, sabedor de las dificultades económicas que enfrenta, Obama expresó ayer su preocupación por la repentina desaceleración de la economía y el aumento del desempleo, aunque descartó su país vaya a caer en una segunda recesión y añadió pidió no «caer en el pánico».

Share