Casos y hospitalizaciones a un ritmo “insostenible” asolan Texas, mientras algunos todavía no creen

Casos y hospitalizaciones a un ritmo “insostenible” asolan Texas, mientras algunos todavía no creen

Asolan

El día después de ‘Thanksgiving’, decenas de personas se reunieron en un bar de Houston, en Texas, y coreaban las canciones del rapero Lil’ Baby. En el video, que se hizo viral, se ve a la mayoría sin mascarilla y apiñados. Disfrutan del concierto como si el país no sufriera la pandemia de coronavirus, como si el estado no llevara 1,252,825 contagios acumulados —que lo ponen como el segundo con mayor número de casos en Estados Unidos— y 22,127 fallecidos.
El concierto se celebraba pese a que el gobernador de Texas, Greg Abbott, instruyó a que los bares continuaran operando a 75% de su capacidad, solo brindando servicio de restaurante. También pese a que las autoridades habían recomendado evitar grandes reuniones familiares durante el día de Acción de Gracias para así frenar la curva creciente de contagios en este estado.
El alcalde de la ciudad, Sylvester Turner, que ha recomendado usar mascarilla e imponer citaciones a los infractores, reaccionó esta semana al video: “El último recurso que tenemos como autoridades locales, al menos dentro de mi arsenal, es imponer un toque de queda en un momento dado”, advirtió al abrir esa posibilidad.
Como Turner, otras autoridades de Texas lidian para frenar los contagios por covid-19. Esta semana el estado batió su propio récord de casos diarios y acumuló 15,182 nuevos diagnósticos solo el martes, más de 500 por encima del máximo de hace una semana.
Lo mismo con las hospitalizaciones, que llegaron a 9,047 (147 en las últimas horas de ese día), lo que representa el total más alto desde el pasado 31 de julio.
Situaciones como la de Houston, llevaron a la fuerza de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca a alertar que Texas “debe intensificar sus medidas de mitigación”, se lee en un reporte del grupo publicado el 22 de noviembre y que se conoció a través de la organización sin fines de lucro Center for Public Integrity.

“Está en zona roja”

El reporte sitúa a Texas en la zona de alerta roja por el pico en el número de casos nuevos, con 258 o más por cada 100,000 habitantes, cerca del promedio nacional de 356 por cada 100,000 habitantes.
Advierten que en el estado hay un “incremento insostenible en las hospitalizaciones” como consecuencia del virus: entre el 14 y el 20 de noviembre, en promedio, fueron admitidos en los hospitales 1,108 pacientes con diagnósticos confirmados de covid-19.

Share