Chiefs y Mahomes visitarán a Brady y Buccaneers

Chiefs y Mahomes visitarán a Brady y Buccaneers

Super Bowl

La juventud de Patrick Mahomes se pondrá a prueba ante la experiencia de Tom Brady en un Super Bowl de alarido.
Los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes y los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady se enfrentarán el próximo domingo 7 de febrero a las 6 pm ET en el Super Bowl LV de la NFL.
Los Buccaneers serán el primer equipo en la historia moderna del futbol americano de los Estados Unidos en ‘recibir’ el Super Bowl en su sede, el Raymond James Stadium, y donde buscarán conseguir el trofeo Vince Lombardi ante unos Chiefs que llegan por segundo año consecutivo.

Tom Brady y Tampa Bay llegarán al Super Bowl haciendo historia, pues es la primera vez que el sembrado 5 de los playoffs de la Conferencia Nacional consiguen meterse al partido grande después de haber eliminado al sembrado 1, los Green Bay Packers.
Los Buccaneers también echaron a Washington Football Team en la ronda de Comodínes y a los New Orleans Saints en el juego Divisional.
Del otro lado, Patrick Mahomes y los Kansas City Chiefs buscarán su segundo anillo de campeones luego de terminar como el mejor sembrado de la Conferencia Americana y avanzar sobre los Cleveland Browns en la ronda divisional y echar a los Buffalo Bills en el juego de Campeonato.
Mahomes y los Chiefs quieren su segundo anillo luego de haberse coronado como campeones de la NFL en la temporada 2019 al derrotar a los San Francisco 49ers.

Las apuestas han comenzado a rodar
colocando a los Buccaneers,
con el Mariscal de Campo Tom Brady
como máxima estrella, favoritos

EL LV Super Bowl, la final de la liga de fútbol americano, que tendrá lugar el 7 de febrero en Tampa, Florida, reúne cuatro elementos que lo hacen `histórico`. El primero de ellos, es que por primera vez en sus 55 ediciones uno de los equipos protagonistas jugará en casa; el segundo, viene dado por las estrictas medidas de seguridad sanitaria dado el acoso permanente del covid-19; el tercero, por ser el segundo año en el que el Super Bowl se celebra de forma consecutiva en un mismo Estado; y finalmente, porque este año algunas empresas que solían contratar espacios publicitarios en el medio tiempo del Super Bowl para promocionar sus productos han anunciado que no lo harán esta vez, tal como es el caso de la cerveza Budweiser, que van a dedicar el dinero de dicha publicidad, calculado en más de cinco millones de dólares, para concienciar al público sobre la necesidad de aplicar diariamente las normas sanitarias para combatir eficazmente el covid-19.
Las apuestas han comenzado a rodar colocando a los Buccaneers, con el Mariscal de Campo Tom Brady como máxima estrella, favoritos para vencer a los Chiefs de Kansas City, quienes confían en el aporte vigoroso de su Mariscal Patrick Mahomes.
Los Buccaneers se aseguraron en Wisconsin el pase para el llamado Súper Tazón con su victoria contra los Green Packers, que les dio el título de la Conferencia Nacional, conocida también por sus siglas como NFC. Esta será la décima Super Bowl en la que participe Tom Brady, ya con 43 años a cuesta, y la primera con la camiseta de los `bucaneros`.
Por su parte, los Kansas City Chiefs se adueñaron del Campeonato de la Conferencia Americana, llamada también por sus siglas como la AFC, venciendo a los Buffalo Bills para llegar por segundo año consecutivo al Super Bowl y sienten que el estado de Florida les da suerte, ya que en el Hard Rock Stadium de Miami se llevaron su primer trofeo Vince Lombardi al derrotar a los 49ers de San Francisco por 31-20.

Siguiendo la política impuesta en el Abierto de Tenis de Australia, el Super Bowl, que se disputará en el estadio Raymond James de Tampa, también tendrá una asistencia de fanáticos restringida estimándose que sólo estén presentes menos de la tercera parte del aforo del recinto cubierto, con la exigencia de portar obligatoriamente mascarillas y guardar una distancia de seguridad entre personas de seis pies, equivalentes a un metro con 80 centímetros. De esta manera, solo podrán estar presentes unas 22 mil afortunadas personas quienes podrán ver el partido final del campeonato en el estadio de los bucaneros, que tiene capacidad para 75 mil fanáticos.
Entre los afortunados asistentes sobresalen 7 mil 500 trabajadores de la salud, vacunados contra el Covid-19, a los que la NFL ha regalado entradas en agradecimiento por su titánica labor durante la pandemia. La Florida se ha convertido en un espacio especial para el Super Bowl al acogerlo por segunda vez consecutiva. Ya en el 2020, exactamente el 3 de febrero se disputó en Miami, teniendo a las estrellas latinas, Jennifer López y Shakira, como las protagonistas para calentar el intermedio con sus fantásticas actuaciones musicales.
Ahora en Tampa la tarea fue dejada en manos de The Weeknd, mientras que Jazmine Sullivan y Eric Church se les ha dado la responsabilidad de interpretar el himno nacional. Este año, se contará con la novedad de que habrá un concierto previo al partido, llamado `TikTok Tailgate`, en el cual se le rendirá un merecido homenaje a los trabajadores de la salud que han luchado valientemente en primera línea del frente anti-covid. Este tributo, que se celebrará fuera del estadio, será transmitido por CBS y TikTok teniéndose confirmado, hasta los momentos, la actuación especial de Miley Cyrus.
Para Tampa, St. Petersburg y Clearwater, este evento deportivo les causa positivamente un gran impacto económico por ser una región que además de este evento deportivo suele ofrecerle a sus asiduos visitantes singulares atractivos, tales como `las mejores playas`, un clima cálido en invierno, diversos museos y una deliciosa gastronomía Así, mientras los alcaldes de las ciudades de la bahía de Tampa, el comité organizador y los cuerpos policiales y de primeros auxilios, velarán por la seguridad de todos los asistentes, el resto de los aficionados de la NFL diseminados en todo el mundo, se acomodarán plácidamente frente a sus televisores a las 7 y 30 de la noche del 7 de febrero para disfrutar una vez más del grandioso espectáculo del Super Bowl.

Share