Cierre del gobierno: El Presidente Trump no acepta  el plan presupuestario de los republicanos

Cierre del gobierno: El Presidente Trump no acepta el plan presupuestario de los republicanos

Cierre

El Senado aprobó un presupuesto hasta febrero, pero el mandatario parece no estar de acuerdo con el plan y si no lo firma el gobierno federal deberá cerrar parcialmente este sábado.
Desde la mañana del jueves el presidente empezó a dar indicios desde su cuenta Twitter de que no estaba convencido con el proyecto del Senado.
“Cuando firmé a regañadientes el Proyecto de Ley Omnibus, el liderazgo me prometió el Muro y la Seguridad Fronteriza. Se haría para fin de año (AHORA). ¡No sucedió! Luchamos tontamente por la Seguridad Fronteriza para otros países, pero no para nuestros amados Estados Unidos. ¡No es bueno!”.

CONTINUA EN LA PAG. 2

La última rebelión que
enfrentará Paul Ryan

La bancada republicana en la Cámara de Representantes está dividida sobre qué hacer con el plan presupuestario que aprobó la noche del miércoles el Senado que otorga los fondos suficientes para mantener al gobierno funcionando hasta el 8 de febrero pero que no incluye los fondos que la Casa Blanca solicita para construir el muro fronterizo con México.
Los conservadores del llamado ‘Freedom Caucus’ han pedido al presidente Trump que no acepte un presupuesto que no le otorgue los fondos que pide para cumplir con una de sus más promocionadas promesas de campaña.

Se trata de la última revuelta que debe enfrentar el saliente presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, por parte de los miembros conservadores. Ryan dejará su cargo en enero y pondrá fin a dos décadas de carrera parlamentaria.
Aparentemente, el grupo ha sido efectivo en sus argumentos ante el presidente, a juzgar por las declaraciones salidas poco antes de la Casa Blanca que indican que T rump no está satisfecho con el plan republicano.
Este miércoles Ryan ofreció su mensaje de despedida al Congreso en el que pidió a sus todavía colegas dejar de lado las disputas radicalizadas y regresar a un diálogo político que permita el entendimiento entre los estadounidenses.

Pulso de última hora
en la Casa Blanca

El plan aprobado la víspera por el Senado que permitiría mantener al gobierno funcionando hasta el 8 de febrero no parece convencer a muchos republicanos en la Cámara de Representantes y tampoco al presidente Donald Trump, por lo que las posibilidades de que el gobierno cierre a partir de este sábado siguen abiertas.
“En este momento, el presidente no quiere seguir adelante sin seguridad fronteriza, que incluye planchas de metal o un muro”, dijo cerca de mediodía del jueves la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Saraha Huckabee Sanders.

La portavoz aseguró que
“el presidente continúa
sopesando sus opciones”

Pero las “opciones” son pocas . En el Senado no hay los votos suficientes para darle al presidente los $5,000 millones que pide para empezar a construir el prometido muro fronterizo. Y en la Cámara de Representantes no parece haber el respaldo necesario entre los republicanos para aprobar el plan de la Cámara Alta que otorga $1,300 millones.

Sin una ley aprobada y firmada antes de medianoche del viernes, el gobierno tendrá que cerrar parcialmente este sábado, lo que i mplicará la suspensión del pago de decenas de miles de funcionarios y la reducción del trabajo en varias oficinas públicas.

Share