Cinco noticias esperanzadoras en medio de la pandemia

Cinco noticias esperanzadoras en medio de la pandemia

noticias

Aunque la titánica lucha contra la pandemia de coronavirus parece de a ratos poco fructífera, poco a poco, comienzan a asomarse algunas buenas noticias. Voluntarios reciben la primera inyección de la vacuna experimental contra el coronavirus en Estados Unidos Con una cuidadosa inyección en los brazos de cuatro voluntarios saludables, los científicos del Instituto de Investigación de Kaiser Permanente en Seattle comenzaron ayer la ansiada primera fase de un estudio para una posible vacuna para la enfermedad Covid-19 desarrollada en tiempo récord.
La primera participante del estudio, una gerente de operaciones de una pequeña compañía tecnológica, recibió ayer la inyección en una sala de auscultación.
Tres personas más esperaban una prueba en la que 45 voluntarios recibirán dos dosis con un mes se diferencia. El hito del lunes marcó sólo el inicio de una serie de estudios en personas necesarios para demostrar si las vacunas son seguras y podrían funcionar. Incluso si la investigación es exitosa, la vacuna no estaría disponible para su uso extenso hasta dentro de 12 a 18 meses, dijo el doctor Anthony Fauci de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH).
Esta candidata a vacuna, conocida con el código mRNA-1273, fue desarrollada por los NIH y la compañía biotecnológica Moderna Inc., con sede en Massachusetts. No hay posibilidad de que se contagien los participantes porque las vacunas no contienen el coronavirus en sí.
No es la única posible vacuna en ciernes. Decenas de grupos de investigación en el mundo se apresuran para crear una vacuna. Se prevé que otra candidata, elaborada por Inovio Pharmaceuticals, comience el próximo mes sus propios estudios de seguridad en Estados Unidos, China y Corea del Sur.
China cerró todos los hospitales temporales por el descenso de casos
El pasado 10 de marzo, los médicos en Wuhan, epicentro de la epidemia en China, por fin se quitaron los barbijos para celebrar el momento en que la ciudad cerró el último hospital temporal, que fue construido a gran velocidad por el pánico ante el avance incontrolable del brote de coronavirus y para ampliar la capacidad de un sistema sanitario desbordado por el aumento en la cantidad de pacientes.
En una maniobra extraordinaria, a principios de febrero, el gobierno chino construyó en cuestión de días 14 hospitales en todo el país, incluidos dos en Wuhan, para proporcionar miles de camas a los enfermos.
Hoy, tras casi dos meses de una estricta cuarentena, las tasas de contagio y de mortalidad ha descendido drásticamente. De hecho, las autoridades informaron que la última cifra de decesos asciende a 3213, con 14 muertos en las últimas 24 horas, contra los cientos de Italia y España. Además, China anunció ayer 12 nuevos casos importados de coronavirus contra solo cuatro casos locales, lo que eleva la cifra de infectados a 80.860.
“La forma del curso de los eventos [la curva epidémica del número de casos a lo largo del tiempo] parece muy poco natural. Es una epidemia que ha sido cortada mientras crecía y se detuvo en seco. Esto es muy claro a partir de los datos que tenemos, así como de las observaciones que podemos ver en la sociedad en general”, agregó.
Hasta hace unos días, Corea del Sur ocupaba el cuarto lugar en número de contagios por coronavirus -fue reemplazado por España-, pero el país asiático ha conseguido reducir radicalmente la cifra de nuevas infecciones y se ha convertido en un ejemplo de cómo afrontar una crisis sanitaria de esta magnitud.
Las autoridades surcoreanas prohibieron las grandes concentraciones, cerraron instituciones educativas y otros espacios públicos y cancelaron todas las grandes competiciones deportivas al poco de descubrirse el principal brote del país en torno a la ciudad de Daegu.
Los análisis masivos son otra de las medidas más importantes que ha adoptado Seúl y que han contribuido a frenar el ritmo de contagio. En Corea del Sur, la cantidad de pruebas realizadas, según datos oficiales, han sobrepasado los 230.000 en un país cuya población ronda los 51 millones de habitantes.
Además, la transparencia de las autoridades sanitarias ha contribuido a crear ese clima de colaboración general. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC) se convirtió en una referencia gracias a la cantidad de información detallada que publica a diario.
Con la tecnología de aliada, el gobierno surcoreano desarrolló dos aplicaciones móviles para hacer un seguimiento de síntomas de gente que potencialmente podría estar infectada y un sistema de alerta para los que incumplían con la cuarentena.
Apple reabrió 42 tiendas en China
El gigante tecnológico Apple reabrió las 42 tiendas en China después de que se vio obligado a cerrarlas el mes pasado debido al brote de coronavirus en el país.
Los cierres fueron una de las dos razones principales que Apple citó para reducir su pronóstico de ingresos para el trimestre de marzo. China es el tercer mercado más grande de la compañía.
Hace dos semanas, el CEO Tim Cook dijo en una entrevista con Fox Business: “Me parece que China está controlando el coronavirus (…) Si miramos los números, están bajando día a día. Y por eso soy muy optimista allí”.
A partir de entonces, Apple comenzó a abrir paulatinamente los locales, y para el 12 de marzo, sus 42 tiendas estaban abiertas al público. Sin embargo, sus tiendas en otros países permanecerán cerradas hasta el 27 de marzo.
Buenas noticias para la población de riesgo. Una mujer de 103 años se recuperó del coronavirus después de un tratamiento de seis días en Wuhan.
Zhang Guangfen fue dada de alta del hospital el 10 de marzo. Hasta ahora, es la paciente de coronavirus de mayor edad en recuperarse en China y dos años mayor que la que poseía el récord anterior, con 101.

Share