Colom califica de espeluznantes experimentos hechos por EU …Asegura el presidente de Guatemala Álvaro Colom, que se realizará una profunda investigación sobre los experimentos hechos por EU que infectaron a personas de este país con sífilis y gonorrea.

GUATEMALA, Guatemala.- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, calificó este viernes de «espeluznantes» y de «crímenes de lesa humanidad» los experimentos hechos por Estados Unidos entre 1946 y 1948, que infectaron intencionalmente a personas de este país con sífilis y gonorrea, y por los cuales Washington pidió perdón este viernes.
El gobernante aseguró que se realizará una «profunda investigación» de los hechos que afectaron a más de mil 500 guatemaltecos, adelantó que se analiza presentar una denuncia para exigir un resarcimiento al país, y reconoció la «hidalguía» de la Casa Blanca al pedir perdón.
Según Colom, las víctimas de esas «prácticas antiéticas» y «deleznables» fueron en su mayoría soldados, presos, prostitutas y enfermos mentales.
El mandatario ordenó a sus ministros de Salud, Defensa y Gobernación, «ubicar» y «resguardar» los archivos de los años en que ocurrieron los hechos, los cuales servirán de base para «realizar una investigación» junto con el Gobierno estadounidense.
Además, dijo estar consciente de que esos experimentos «no forman parte de una política del actual Gobierno» de los Estados Unidos, y que junto a funcionarios de alto nivel de la Casa Blanca «convenimos hacer una investigación conjunta».
La secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, se disculpó este viernes con Guatemala por los experimentos, y calificó de «antiético» el estudio de inoculación de enfermedades de transmisión sexual que desarrolló su país en esta nación centroamericana durante el Gobierno de Juan José Arévalo Bermejo (1945-1951).
«Lamentamos profundamente que esto haya sucedido y ofrecemos nuestras disculpas a todas las personas que resultaron afectadas por esas abominables prácticas de investigación», señaló un comunicado emitido de forma conjunta con la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius.

Share