<!--:es-->Colombia tras ejecutivos de ‘pirámide’<!--:-->

Colombia tras ejecutivos de ‘pirámide’

Entre los mencionados en las órdenes de captura figuran Giovanna Elizabeth León, esposa de Murcia; la madre del ejecutivo, Amparo Guzmán de Murcia; uno de sus cuñados, William Suárez, y tres miembros más de la firma DMG: Marco Antonio Bastidas, Margarita Pabón y Daniel Angel. Pabón y Angel son los ya capturados.

Nexos con el narco

La fiscal Sánchez confirmó a AP que parte de las indagaciones tiene relación con una millonaria incautación de dinero colombiano realizada en agosto del año. Fue una referencia a una declaración que una mujer, Nidia Rosero, entregó a la Fiscalía en agosto del 2007, según la cual, un monto de siete millones 370 mi pesos ($3.2 millones) que la Policía decomisó a ella, eran en realidad, de Murcia y su empresa DMG.

Entre los involucrados por Rosero mencionó al cuñado de Murcia. Ella dijo que él le propuso instalar una sede de DMG en Orito, un lejano municipio del sur de Colombia.

El presidente Alvaro Uribe ha manifestado públicamente su preocupación por el escándalo de estas financieras ilegales que colapsaron, y el senador oficialista Carlos Ferro informó el martes que el mandatario dijo a varios congresistas que su gobierno tiene pruebas de que al menos una de las empresas de “pirámides” tendría nexos con el narcotráfico.

Importantes pruebas

Ferro aseguró que Uribe mostró “pruebas en materia de grabaciones… y que eso comprometía a una serie de personas que estaban ahí, con (la empresa) DMG y con dinero del narcotráfico”.

El presidente del Congreso, Hernán Andrade, quien también estuvo en el encuentro en la sede del Ejecutivo, aseveró que Uribe les dijo que esas pruebas contra DMG y otras “pirámides” iban a ser llevadas ante jueces y fiscales para que tomen medidas judiciales pertinentes.

Abelardo De la Espriella, abogado de DMG, dijo el martes que no tener temor a un proceso penal y que el “… este proceso ha estado plagado de irregularidades”.

La Policía ocupó el lunes las oficinas de DMG en todo el país y el gobierno decretó un “estado de emergencia” para promulgar decretos con fuerza de ley para encarar el colapso de las empresas que recaudaban dinero ilegalmente.

Los dueños de varias de las empresas desaparecieron desde la semana pasada y eso desató disturbios en varias poblaciones protagonizados por angustiados inversionistas que buscaban la devolución de su dinero.

Numerosos asociados a DMG han defendido el manejo de esa empresa, afirmando que han recibido sus dineros.

Share