COMERICA FINANCIAL BRIEFS: Financial Planning when Starting a Family (Planificación Financiera cuando se inicia una familia)

Increasing the size of your household by starting a family is exciting but also presents a new set of financial challenges. If you are considering expanding your family, organize your finances and plan for the extra expense of an additional family member ahead of time.

“Before you have children, it is important to think about childcare, insurance and general increases in expenses, so you can plan accordingly,” says Jennifer Vaden, Manager, Comerica Bank.

Vaden offers the following tips for financially planning for a growing family:

Set up a savings plan. Typically, people don’t have emergency savings, Vaden explains, and getting ready for a child requires a solid savings account, in the best-case scenario. Vaden recommends individuals try to start saving two to three years before they want to start a family so new expenses are less surprising.

Research childcare options. If parents have to work, the baby will likely attend a childcare facility. A savings account can help pay for this, but Vaden recommends individuals research all their childcare options – from childcare facilities to organizations such as churches or synagogues – to stretch savings as far as possible. New parents should also ask their employers about childcare tax credits or services that may help the pocketbook.

Budget for new expenses. Along with childcare, new parents may find that they are making different purchases. Groceries, in particular, can be very pricey when buying diapers, formula, wipes and more. Vaden suggests consulting with a financial advisor to plan not only an annual budget, but a weekly/monthly budget. If this isn’t possible, she suggests going online to use a free budget calculator (www.comerica.com/budgetcalculator).

Consider Changing Health Insurance Plans. Finally, Vaden advises that expectant parents look at their health insurance plan and find out what they might have to pay out-of-pocket. There is a possibility that the birth might cost far more than initially expected, as sometimes there are medical complications, such as an emergency C-section, which cannot be avoided. Choosing a Consumer Driven Health Care Plan that qualifies for an accompanied Health Savings Account (HSA) can help pay for the health care costs. HSAs are tax free savings accounts often offered through insurance companies and personal banks. Talk to your insurance agent or employer’s human resource contact to learn what options you have.

ESPAÑOL:

Planificación financiera

cuando se inicia una familia

Aumentar la familia al tener hijos es emocionante, pero también presenta nuevas dificultades financieras. Si está considerando ampliar su familia, organice sus finanzas y planifique los gastos extra correspondientes a un miembro adicional con anticipación.

“Antes de tener hijos, es importante considerar el cuidado de los hijos, el seguro y los aumentos generales de los gastos, así podrá planificar en forma acorde”, explica Jennifer Vaden, gerente de Comerica Bank.

Vaden ofrece los siguientes consejos para la planificación financiera de una familia en crecimiento:

Fijar un plan de ahorros. En general, las personas no cuentan con ahorros de emergencia, según explica Vaden, y prepararse para la llegada de un hijo exige una cuenta de ahorros sólida, en el mejor de los casos. Vaden recomienda a las personas que intenten empezar a ahorrar dos a tres años antes de cuando desean empezar a tener hijos, así los nuevos gastos serán menos sorprendentes.

Investigar opciones de cuidado de los hijos. Si los padres tienen que trabajar, el bebé probablemente deba quedarse en una guardería. Una cuenta de ahorro lo puede ayudar a pagar esto, pero Vaden recomienda a las personas investigar todas las opciones de cuidado de los hijos: desde guarderías hasta organizaciones como sinagogas o iglesias, para ayudar a ahorrar lo máximo posible. Los padres primerizos también deben consultar con sus empleadores acerca de servicios y créditos fiscales sobre el cuidado de los hijos que puedan ayudar a su presupuesto.

Fijar un presupuesto para los nuevos gastos. Además del cuidado de los hijos, los padres primerizos descubrirán que realizan compras diferentes. Las provisiones, en particular, pueden ser muy costosas cuando hay que comprar pañales, leche maternizada, toallitas para bebé y más. Vaden sugiere consultar a un asesor financiero para planificar no solamente un presupuesto anual, sino un presupuesto semanal/mensual. Si esto no es posible, sugiere conectarse a Internet para utilizar una calculadora de presupuesto gratuita (www.comerica.com/budgetcalculator).

Considerar un cambio de plan de seguro médico. Finalmente, Vaden recomienda a los futuros padres revisar su plan de seguro médico y averiguar lo que deberán pagar de su bolsillo. Existe la posibilidad de que el parto cueste mucho más de lo previsto originalmente, ya que a veces existen complicaciones médicas, como una cesárea de emergencia, que no pueden evitarse. Elegir un plan de atención médica orientado al consumidor que califique para una Cuenta de ahorro de salud (HSA) puede ayudar a pagar los costos de atención médica. Las HSA son cuentas de ahorro exentas de impuestos que generalmente se ofrecen a través de compañías de seguro y bancos personales. Consulte a su agente de seguros o al contacto de recursos humanos de su empleador para conocer las opciones con las que cuenta.

Share