¿Cómo trabajaremos en el futuro?

¿Cómo trabajaremos en el futuro?

Robots

Cada nuevo año llegan nuevas tendencias laborales que pueden afectar no solo la manera de trabajar, sino también las posibilidades que ofrecen las carreras universitarias y las habilidades que se requieren en los estudiantes. Dentro de cinco años, por ejemplo, más de un tercio de las habilidades (35%) que se consideran importantes en la fuerza de trabajo actual habrán cambiado.
Para 2020, la cuarta revolución industrial habrá traído robótica avanzada, inteligencia artificial y aprendizaje automático. Estos desarrollos no solo transformarán la forma en que vivimos, sino también la manera en la que trabajamos; por lo que algunos puestos laborales desaparecerán, otros crecerán y tareas que ni siquiera existen hoy se convertirán en algo común. Lo que es seguro es que la fuerza de trabajo futura deberá alinear sus habilidades para seguir vigente.

Los trabajos de la
cuarta revolución
industrial
Con la llegada de las nuevas tecnologías, la educación superior necesita repensar sus bases para poder avanzar, transformarse y evolucionar. ¿Cuáles son las carreras del futuro?¿Cuáles son las áreas de formación que el país requiere?
Con el nuevo año llegan nuevas tendencias laborales que pueden afectar no solo la manera de trabajar, sino también las posibilidades que ofrecen las carreras universitarias y las habilidades que se requieren en los estudiantes. Dentro de cinco años, por ejemplo, más de un tercio de las habilidades (35%) que se consideran importantes en la fuerza de trabajo actual habrán cambiado.
Para 2020, la cuarta revolución industrial habrá traído robótica avanzada, inteligencia artificial y aprendizaje automático. Estos desarrollos no solo transformarán la forma en que vivimos, sino también la manera en la que trabajamos; por lo que algunos puestos laborales desaparecerán, otros crecerán y tareas que ni siquiera existen hoy se convertirán en algo común. Lo que es seguro es que la fuerza de trabajo futura deberá alinear sus habilidades para seguir vigente.

Potenciar habilidades

La creatividad se convertirá en una de las tres habilidades más importantes que necesitarán los trabajadores. Con la avalancha de las nuevas tecnologías y las nuevas formas de trabajo, los empleados tendrán que innovar en su forma de pensar si quieren beneficiarse de estos cambios. La capacidad de negociación y la flexibilidad ocupan un lugar destacado en la lista de habilidades para 2018; pero esto cambiará a partir de 2020, pues comenzarán a descender de los 10 primeros puestos a medida que las máquinas, utilizando grandes cantidades de información, comiencen a realizar tareas por nosotros.
Natalia Jaramillo, directora de educación para Microsoft Colombia, asegura que “las tendencias en tecnología, las nuevas condiciones de la población –como el aumento en la longevidad–, y las transformaciones en los hábitos de trabajo en las organizaciones están transformando la demanda de habilidades. En este sentido, esta crecerá en carreras como matemáticas, ingeniería, computación, investigación científica, liderazgo y entrenamiento dada la transformación del sector productivo”. Jaramillo también afirma que las profesiones relacionadas con las Ciencias Humanas crecerán en demanda dado los cambios poblacionales y sociales. Transversal a todo tipo de disciplinas, algunas habilidades como resolución de problemas seguirán vigentes, y otras, como la inteligencia emocional y la flexibilidad cognitiva, tomarán más importancia en los próximos años.

¿Qué estudiar?

Para nadie es un secreto que el éxito en el mundo laboral depende, en gran medida, de la carrera que se estudió en la universidad. Con la llegada de las nuevas tecnologías, la educación superior enfrentará retos pero también verá grandes oportunidades, lo que hace necesario repensar la manera como ofrece sus servicios. Las competencias tecnológicas tendrán que ser puestas en práctica de la mano de las Ciencias Humanas. Asimismo, habrá un aumento en la demanda de medicina, matemáticas, cuidado de las personas, liderazgo, y educación.
De hecho, instituciones de educación superior como la Universidad del Rosario, le están apostando a la formación de líderes capaces de adaptarse e innovar ante los nuevos desafíos que trae la cuarta revolución industrial. Actualmente, cuentan con un pregrado en Matemáticas Aplicadas y Ciencias de la Computación (MACC), que recibió sus primeros estudiantes en 2017 y cuya fuerza laboral empezará a vincularse al mercado en 2021.
Valérie Gauthier, directora del Departamento de Matemáticas Aplicadas y Ciencias de la Computación de la universidad, asegura que lo que buscan con este tipo de carreras es “formar a los jóvenes para que lideren la transformación digital del país. Además, los estudiantes podrán profundizar en áreas de conocimiento como analítica de datos, inteligencia artificial y seguridad digital, muy necesarias a nivel mundial. Según datos del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, la necesidad de profesionales que dominen estos temas es urgente”.

Share