Conmoción en México por guía bioética que relega a la gente mayor durante la pandemia de coronavirus

Conmoción en México por guía bioética que relega a la gente mayor durante la pandemia de coronavirus

Relega

Nos encontramos en medio de la pandemia del Covid-19 que afecta a México y cientos de países en el mundo. La parte más grave se presentará en México en los próximos días. Es inminente la llegada de la Fase 3 del coronavirus. En ese momento se presentará un elevado número de casos de contagio, que podría saturar el Sistema Nacional de Salud, a pesar de las previsiones que el gobierno y el Sistema Privado de Salud han realizado.
La Fase 3 implica un escenario epidémico en el que los brotes de contagiados son regionales y la dispersión es nacional, las autoridades sanitarias estiman que podrían ser afectadas alrededor de 1.2 millones de personas, lo que podría saturar los hospitales y hacer que los recursos para la atención de los enfermos sean insuficientes, entonces se tendrán que tomar decisiones sobre a quién atender.
Ante el escenario extremo que se plantearía en el Sistema Nacional de Salud, por saturación, en la Fase tres, el Consejo de Salubridad General (CSG) presentó en días recientes una Guía de Bioética con la que los médicos tendrán los criterios para decidir a qué pacientes atender para salvar su vida.
La Guía presenta posibles casos donde los médicos establecerían prioridades a favor de los pacientes que tengan mayores probabilidades de sobrevivir. Tendrán preferencia las personas jóvenes. Los médicos evaluarán si las personas tienen enfermedades preexistentes, las cuales podrían reducir su calidad y tiempo de vida.
Cuando se presente un caso de empate en la evaluación de los médicos, entre dos pacientes con características similares, que requieran respiradores, que son escasos, se recurrirá al “principio de vida-completa”. Lo que significa que pacientes más jóvenes han de recibir atención de cuidados intensivos sobre pacientes de mayor edad. Si el empate persiste, “la decisión sobre quién recibirá acceso a los recursos escasos deberá de tomarse al azar (por ejemplo, lanzando una moneda)”. (La Jornada, 14 de abril de 2020)
La Guía de Bioética del CSG fue cuestionada en diferentes medios. La UNAM, como parte integrante del Consejo, mediante un comunicado de prensa, se deslindó de su contenido y publicación. Manifestó que no fue convocada a discutir la guía, a pesar de que la Ley General de Salud y el Reglamento Interior del Consejo, establecen que corresponde a la Universidad Nacional, específicamente al rector, uno de los asientos destinados a los Vocales Titulares.
“Ni la UNAM ni su rector, doctor Enrique Graue Wiechers, han sido convocados a sesión plenaria alguna para el análisis, discusión y eventual aprobación de dicha Guía. Por tanto, la Universidad Nacional se deslinda de los términos y del contenido del referido documento”. (Proceso, 14 de abril de 2020)
El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela que, en todo el proceso de la pandemia, fue relegado por el presidente López Obrador, al designar como vocero al subsecretario Hugo López Gatell, es quien preside el CSG y por tanto el responsable de su contenido y publicación.
Al respecto llama la atención que con esta Guía se fue al cesto de la basura el discurso del presidente López Obrador de otorgar protección y preferencia a los adultos mayores. Con las disposiciones que propone se tendrán que formar los “viejos” al final de la fila y tendrán que competir con los jóvenes para salvar su vida.
En España, Italia y China algunos ancianos de más de 90 años vencieron al Covid 19 y al salir de los hospitales, fueron despedidos con ovaciones y aplausos por los médicos y enfermeras que los atendieron.
La propuesta de comportamiento “ético” que presentó el grupo del secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, corresponde al comportamiento primitivo de las tribus nómadas que abandonaban en el camino a los viejos y enfermos que ya no podían peregrinar.
Es a lo que ha orillado esta pandemia. Esperemos que esta guía sea utilizada las menos de las veces. Ojalá y no tuviera que utilizarse nunca. Pero eso dependerá de lo saturado que se encuentre el sistema médico nacional. Y a juzgar por lo que hemos visto en las últimas semanas, con muchedumbres en mercados, jóvenes en fiestas clandestinas o grabando videos incluso ya contagiados, con incrédulos que se resisten a quedarse en casa cuando bien podrían hacerlo; ante todo eso, quizás a los médicos no les quede de otra que aplicar una guía de esta naturaleza. Por más doloroso que nos resulte a todos.

Share