<!--:es-->‘Conozco el dolor que causan las deportaciones’
dijo Obama ante el Consejo de La Raza<!--:-->

‘Conozco el dolor que causan las deportaciones’ dijo Obama ante el Consejo de La Raza

WASHINGTON, DC – El presidente Barack Obama dijo el lunes que conoce cuánto dolor causan las deportaciones, en el primer discurso que dirige ante una organización hispana desde que asumió el cargo, en el cual aseguró que trabaja a diario para «aplicar leyes defectuosas de la manera más humana».

Durante la convención anual del Consejo Nacional de la Raza (NCLR por sus siglas en inglés, Obama indicó que «algunas personas quieren que ignore al Congreso y cambie las leyes por mi cuenta. La idea de hacer cosas por mi cuenta es muy tentadora, no solo sobre reforma migratoria, pero así­ no funciona nuestro sistema».

«Prestó un juramento para hacer cumplir las leyes vigentes, pero eso no significa que yo no conozca muy bien el dolor verdadero y el desengaño que causan las deportaciones», dijo el mandatario. «Comparto las preocupaciones de ustedes, las entiendo y les prometo que estamos respondiendo a sus preocupaciones y trabajando cada dí­a para aplicar leyes defectuosas de la forma más humana posible».

«Sientan la libertad de seguir criticándome a mí­ y a los demócratas, pero los demócratas y el presidente están con ustedes. No se confundan al respecto», señaló el mandatario tras sostener que «necesita una pareja para bailar pero la pista de baile está vací­a», en referencia a la renuencia de legisladores republicanos para abordar la reforma migratoria en el Congreso.

Autoridad discrecional

Legisladores demócratas de ambas cámaras han solicitado a Obama que haga uso de su autoridad discrecional para evitar la deportación de quienes se beneficiarí­an del Dream Act, un proyecto de ley que naufragó en el Senado en diciembre y que buscaba legalizar el estatus migratorio de jóvenes que fueron traí­dos por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños.

Mariano Cardozo, un mexicano de 23 años que acudió al hotel donde se pronunció el discurso junto a un grupo de jóvenes que buscan la aprobación del Dream Act, dijo que el presidente Obama «dijo lo que esperábamos, que la culpa es de los republicanos. El sí­ tiene el poder ejecutivo de parar las deportaciones, pero no lo ha hecho porque no se ha dado cuenta de que somos muchos».

Cardozo dijo que las autoridades postergaron en abril por un año su orden de deportación, gracias a que el gobernador de Connecticut, Dan Malloy, intervino a su favor.

Legisladores demócratas consideran la autoridad discrecional de Obama como una solución temporal hasta que el Congreso asuma el debate para una reforma migratoria integral.

Promesa pendiente

Obama prometió durante su campaña electoral emprender una reforma migratoria integral durante su primer año de mandato para regularizar la situación de unos 11 millones de inmigrantes sin autorización para permanecer en el paí­s.

La inexistencia de esa reforma y la deportación sin precedentes de 393.000 personas en el 2010 le han generado críticas de la comunidad hispana a Obama, cuya eventual reelección en el 2012 requeriría del apoyo electoral de la comunidad hispana en Estados Unidos.

Las posibilidades de que el Congreso debata una reforma migratoria lucen remotas ahora que los republicanos controlan la cámara baja y tampoco fue posible cuando los demócratas tuvieron mayorí­a en ambas cámaras durante el periodo legislativo que terminó en diciembre. Los republicanos han dado señales de que durante la campaña electoral del próximo año, criticarán a Obama por el tema migratorio.

Aunque el mandatario no ha mostrado inclinación a ejercer su autoridad discrecional, las autoridades federales anunciaron en junio modificaciones a la forma en la que hacen cumplir las polí­ticas de inmigración, en un esfuerzo por concentrarse en las personas que hayan cometido delitos graves.

El anuncio llevó al presidente del comité judicial de la cámara baja, el republicano Lamar Smith, a presentar un proyecto de ley que busca despojar hasta el 21 de enero del 2013 al mandatario de su autoridad discrecional para conceder estatus migratorios extraordinarios o postergar la deportación de extranjeros sin antecedentes criminales. Un proyecto de ley similar también fue introducido en el Senado.

El comité le dedicará una audiencia al proyecto de ley, que la semana pasada fue rechazado por 74 legisladores demócratas.

Share