<!--:es-->Consigue unas piernas seductoras!<!--:-->

Consigue unas piernas seductoras!

La mayoría de las mujeres sueñan con ser dueñas de unas piernas bien torneadas, sin celulitis, sin varices, sin pelos y con la piel firme, tersa y muy suave. Aunque la genética haya dispuesto, ahora las piernas se pueden modelar y mejorar con la nueva cosmética.

Tu propia piel

Acabar con el vello es el primer paso para lucir unas piernas bonitas. La depilación con láser o luz pulsada intensa, tras una década de aplicación, ha demostrado que es la técnica más eficaz para conseguir una disminución a largo plazo.

Existen métodos más económicos como las máquinas de depilación eléctricas que arrancan el vello de raíz, las cuchillas de triple blanda que rasuran y apuran el pelo sin dañar la piel, y las cremas depilatorias que facilitan que el vello sea más suave y que la epidermis esté mejor hidratada.

La hidratación es fundamental para poseer unas piernas seductoras. La piel de las extremidades inferiores es más seca y tiene menos recursos para evitar la deshidratación. Las cremas hidratantes y nutritivas deben utilizarse todos los días después de la ducha.

Otro de los problemas que más preocupan a las mujeres es la acumulación de grasa en la parte alta y exterior de los muslos. El método más eficaz para acabar con ellas es hacer deporte tres o cuatro días a la semana y eliminar las grasas de la dieta.

Los tratamientos específicos que combaten la celulitis como la mesoterapia, el drenaje linfáticos o la electroescultura, también pueden ayudar a eliminar las pistoleras.

Várices

Cuando la circulación de retorno es más lenta, no llega correctamente al corazón y se estanca, surgen las varices y las arañas vasculares. Hoy, los procedimientos más eficaces para acabar con ellas son la esclerosis (tratamiento que consiste en inyectar líquido en las varices para unir las paredes) y el láser vascular, que permite que los vasos sanguíneos se calienten y las paredes se adhieran.

Celulitis

Más del 92 por ciento de las mujeres de todo el mundo la padecen y para la mayoría es uno de los problemas estéticos que más preocupa. Una vez acomodada en la piel es muy difícil deshacerse de ella, pero con la ayuda de nuevos anticelulíticos y los beneficios de las últimas máquinas “quemagrasas” se puede reducir al mínimo.

Share