La superación de la pérdida de aprendizaje comienza en casa

    (BPT) - Escuelas cerradas. Aprendizaje a distancia generalizado y aulas híbridas. Dos vacaciones de verano. Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, los estudiantes estadounidenses han enfrentado numerosos desafíos. Si bien los...



    (BPT) - Escuelas cerradas. Aprendizaje a distancia generalizado y aulas híbridas. Dos vacaciones de verano. Desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, los estudiantes estadounidenses han enfrentado numerosos desafíos. Si bien los educadores de todo el país han hecho cuanto está a su alcance para adaptar el aprendizaje a fin de que llegue a todos los alumnos, varias investigaciones revelan que la pérdida acumulativa de aprendizaje podría afectarlos en los próximos años, especialmente a los estudiantes pertenecientes a minorías étnicas.

    ¿En qué consiste la pérdida de aprendizaje?

    “La pérdida de aprendizaje equivale a la cantidad de conocimiento que un estudiante pierde o deja de adquirir durante un período de tiempo”, explica la Dra. Rebecca Palacios, miembro de la Junta del Currículo de la compañía Age of Learning. “Aunque la pérdida de aprendizaje de verano ocurre cuando las escuelas cierran por vacaciones en esa temporada, nuevos estudios muestran que el cambiante entorno de aprendizaje durante la pandemia tuvo un impacto similar en la adquisición y retención de conocimientos”.

    Como promedio, los estudiantes pierden entre el 25% y el 30% de su aprendizaje del año escolar durante el verano, según Brookings Institution. Además, los estudiantes afroamericanos e hispanos experimentan una pérdida mayor durante esa etapa, en comparación con los estudiantes blancos. Este fenómeno se ve agravado por la pérdida de aprendizaje a causa de la pandemia.

    El otoño pasado, una investigación realizada por la firma consultora McKinsey reveló que los estudiantes de preescolar a quinto grado tenían un retraso promedio de tres meses en matemáticas debido a la pandemia. Por su parte, los estudiantes pertenecientes a minorías estaban entre tres y cinco meses atrasados en el aprendizaje, mientras que los estudiantes de la raza blanca tenían entre uno y tres meses de retraso. Asimismo, si bien se reportó una pérdida de destrezas de lectura, la misma no resultó tan significativa, pues los estudiantes quedaron un mes y medio a la zaga de los promedios históricos.

    Debido a la pandemia, las comunidades hispanas en particular han enfrentado dificultades que exacerban la pérdida de aprendizaje de los estudiantes. Según Pew Research Center, cerca del 50% de los hispanos estadounidenses tienen un familiar o amigo cercano hospitalizado o fallecido a consecuencia del coronavirus. Además, una cifra similar afirma que ellos o algún miembro de su núcleo familiar han perdido su empleo, o les fue rebajado el salario durante la pandemia.

    Cómo ayudar a los estudiantes

    Una de las formas más efectivas en que puede ayudar a los estudiantes para remediar la pérdida de aprendizaje se produce en casa. Palacios afirma que los padres y cuidadores pueden crear un entorno de aprendizaje dando algunos pasos simples, y alentando a los niños a participar en el aprendizaje cotidiano:

    Paso 1) Tiempo ante la pantalla

    Durante la pandemia, los niños han recurrido con más facilidad a la pantalla para su entretenimiento. Pero no todo el tiempo de pantalla es igual. Supervise lo que sus hijos ven en la televisión, y opte por una programación educativa que destaque las habilidades sociales y educativas apropiadas para su edad. Elija aplicaciones de teléfonos inteligentes y tabletas que también sean una influencia positiva en su desarrollo.

    Un ejemplo de tiempo de pantalla divertido y de calidad es ABCmouse. Este programa asequible, creado por expertos en educación y utilizado en las aulas, cuenta con más de 11.000 actividades de aprendizaje en disciplinas como alfabetismo, matemáticas, ciencias, estudios sociales, arte y música, entre otras. Los padres, cuidadores y niños pueden navegar por las principales funciones en inglés o español, y el programa cuenta con un rastreador que permite a los padres determinar el progreso de sus hijos. La investigación citada también asegura que con tan solo 45 minutos de ABCmouse por semana, los estudiantes logran avances significativos en matemáticas y lectura.

    Paso 2) Lectura diaria

    La lectura es una actividad importante que fomenta el desarrollo cerebral, además de contribuir a que los niños adquieran importantes destrezas de alfabetismo. El respaldo a la lectura es vital, independientemente de que sea leyéndole en voz alta a un joven estudiante, o ayudando a seleccionar un libro para incrementar la confianza de un nuevo lector.

    Además de los libros tradicionales, puede explorar los audiolibros, los libros digitales o electrónicos, así como otras fuentes de lectura como periódicos, historietas y revistas. ¿Domina un segundo idioma? Dedique tiempo a realizar lecturas en ambos idiomas a los niños. ABCmouse se lo facilita, con más de 1.500 libros, rompecabezas y actividades en español. Solo 20 minutos de lectura al día pueden ejercer un gran impacto en el aprendizaje de los estudiantes y ayudarlos a recuperarse de la pérdida de aprendizaje.

    Paso 3) Momentos de enseñanza

    El aprendizaje práctico es una de las formas más efectivas para que los estudiantes retengan el conocimiento. Afortunadamente para los padres y cuidadores, las oportunidades de aprender se presentan todos los días. Adopte la mentalidad de un educador, y busque maneras de incluir a su hijo en las actividades diarias para ayudarlo a adquirir nuevas destrezas.

    Por ejemplo, incorpore a los niños en la medición y mezcla de ingredientes mientras elaboran alimentos en la cocina. Invite a la familia a salir al aire libre para ayudar en la creación de un jardín. También pueden contar juntos el dinero que les devuelven después de comprar en la tienda de comestibles; o pedirles a los niños mayores que le ayuden a crear un proyecto o a arreglar algo en casa. Si se toma el tiempo necesario para hacer una pausa y lograr que los niños participen, la vida está llena de momentos de enseñanza.



    ]]>