<!--:es-->Corea del Norte advierte guerra!<!--:-->

Corea del Norte advierte guerra!

SEUL – Corea del Norte amenazó este miércoles a Corea del Sur con una respuesta militar tras la adhesión de Seúl al Programa de Seguridad contra la Proliferación (PSI) y agregó que ya no se siente sujeta al armisticio de 1953, que puso término a la guerra de Corea, según la agencia norcoreana KCNA.

Corea del Norte también advirtió de que no garantizaba la seguridad de los navíos frente a su costa oeste, según un comunicado militar citado por KCNA.

Seúl, que tenía un estatuto de observador en el PSI, anunció el martes su decisión de integrarse plenamente, después de que Corea del Norte procediera a un nuevo ensayo nuclear y al lanzamiento de varios misiles de corto alcance.

“Cualquier acto hostil contra nuestra República, en particular detener o inspeccionar nuestros barcos… se traducirá de inmediato en una fuerte respuesta militar”, advirtió el Ejército de Corea del Norte en un comunicado de prensa citado por KCNA.

Culpan a Washington

“Nuestro Ejército ya no está sujeto al acuerdo de armisticio en la medida en que Estados Unidos ha hecho entrar a los títeres (Corea del Sur) en el PSI”, agrega el comunicado publicado por el destacamento militar norcoreano del pueblo neutro de Panmunjon, en el centro de la zona desmilitarizada.

Si Pyongyang ya no se estima sujeta al armisticio de 1953, “la península coreana volverá al estado de guerra”, advirtió el Ejército norcoreano.

“Los que nos han provocado deben enfrentar una sanción sin piedad e inimaginable”, amenazó Pyongyang.

Siempre según el comunicado, “los imperialistas (estadounidenses) y los traidores que rodean a Lee Myung-Bak (presidente surcoreano) empujaron a la península coreana al estado de guerra”.

Estaba advertido

Corea del Norte había advertido que una eventual participación de Seúl al PSI sería considerada como una declaración de guerra.

Las relaciones entre las dos Coreas, que siempre estuvieron oficialmente en estado de guerra desde el sangriento conflicto de 1950 a 1953, se deterioraron tras la llegada al poder en Seúl en febrero de 2008 de Lee Myung-bak, calificado regularmente como “traidor” por el régimen norcoreano.

Rompiendo con la línea de sus predecesores que buscaron conciliar con Pyongyang, Lee adhiere a una postura firme hacia el Norte y condiciona la ayuda de su país a los progresos tangibles en el proceso de desnuclearización.

Share