Corea del Sur: bajitos, veloces  y no hacen rotaciones

Corea del Sur: bajitos, veloces y no hacen rotaciones

Corea del Sur

La Selección asiática demostró ser un rival serio y complicado para México en su partido de preparación frente a Honduras. Osorio no está preparándose para combatir las temibles contras de Corea
Corea sí prepara a conciencia su partido contra México. Sus opciones de avanzar en el grupo pasan necesariamente por la victoria frente a los aztecas. Parar prepararse cara al Mundial los asiáticos se citaron con Honduras en Seúl. Fue el partido perfecto para entender a lo que se enfrentarán los de Osorio contra la bajita selección coreana.
El fútbol asiático cambia control por velocidad. Si alguna Selección lleva esto por bandera esa es Corea. Son bajitos, no hacen rotaciones, corren como diablos y tienen uno de los contra ataques más veloces que recuerdo haber visto. Sin embargo, son imprecisos, fallan mucho cara al gol y su defensa es terrible. Precisamente su obsesión por la verticalidad les hace descuidar el fútbol defensivo que tienen muy mal trabajada. Precisamente, la clave de los éxitos del fútbol moderno pasan por una defensa sólida. Este es el punto débil de Corea del Sur.
El hombre a seguir es el delantero Son. El jugador del Tottenham es la piedra angular del ataque de Corea. Todo su fútbol ofensivo, que es notorio, pasa por sus botas. La fragilidad en defensa la compensan con velocidad. Cada balón rcuperado es un intento de contra y, si esta sale, crean ocasiones con facilidad. Son tiene tiro desde lejos, lo que hace que los centrales contrarios no puedan aguantarle hasta llegar al área. Un clásico esquema de defensa con dos centrales y medio defensivo por delante implica mucha concentración de los tres para apaciguar estos ataques tan verticales. El cuerpo técnico de Osorio debería ver el vídeo de la victoria de Corea frente a Honduras, tomar notas y buscar soluciones. Si México falla contra Corea, sus opciones de pasar la fase de grupo serán muy reducidas.

Share