<!--:es-->Cowboys imponen su ley!<!--:-->

Cowboys imponen su ley!

IRVING – El último partido de lunes por la noche en la historia del Texas Stadium resultó una batalla espectacular en la que los Dallas Cowboys lograron el séptimo y último intercambio de delantera con 4:40 por jugarse en el cuarto periodo para derrotar 41-37 a los Philadelphia Eagles en la semana 2 de la NFL.

Tony Romo lanzó 31 pases, completó 20 y acumuló 312 yardas con tres pases de touchdown y una intercepción, superando en el duelo a Donovan McNabb, quien se fue de 37-25 con 281 yardas y un touchdown sin ser interceptado. Ambos cometieron sendos balones perdidos.

En un duelo ofensivo sin dar ni pedir cuartel, prevaleció el ataque del conjunto de la estrella solitaria, que recibió la oportunidad de ganar de parte de la defensiva que arrebató un balón suelto entre el quarterback de Philadelphia Donovan McNabb y el corredor Brian Westbrook, cuando los visitantes tenían la ventaja por 37-34 y habían llegado hasta dentro de la yarda 40 de los locales.

Jay Rattlif recuperó el ovoide y Tony Romo dirigió una ofensiva de siete jugadas y 67 yardas, que fue coronada por un acarreo de una yarda de Marion Barber que dio la delantera definitiva a los Cowboys (2-0).

Al arrancar el partido, Philadelphia abrió la pizarra con gol de campo de David Akers de 34 yardas, pero en la sexta jugada de primera ofensiva Romo se conectó con Terrell Owens en un pase de 72 yardas para dar la voltereta a 7-3.

Con esa recepción, Owens llegó a 131 recepciones para touchdown, lo que lo colocó en solitario

en el segundo lugar de todos los tiempos en esa categoría, superando los 130 de Cris Carter y sólo debajo de los 197 de Jerry Rice.

Akers acercó a Philadelphia a 6-7 con un gol de campo de 44 yardas, pero el subsecuente kickoff resultó una jugada grande y espectacular para los Cowboys porque el novato Felix Jones regresó la patada 98 yardas para poner los cartones 14-6.

Philadelphia tomó comando del juego cuando lograron dos touchdowns al arranque del segundo cuarto, cuando McNabb lanzó pase de seis yardas para anotación para Westbrook, que fue su envió hasta la zona final número 175 con el que empató el récord de la franquicia de Ron Jaworski y los Eagles se acercaron 13-14.

Y en la subsecuente ofensiva de Dallas, que arrancó en su propia yarda cinco, Romo no controló el balón y tuvo que recuperarlo en su propia zona de anotación donde fue tackleado y volvió a soltar el ovoide para que Chris Gocong lo tomara para un touchdown de la defensiva que puso a los visitantes al frente 20-14 en la pizarra.

En el segundo cuarto, Owens sumó otra recepcion hasta las diagonales de cuatro yardas, que en ese momento daba otra delantera a Dallas por 21-20.

Luego del touchdown 132 por recepción de Owens, Philadelphia volvió a anotar, no sin antes registrarse un increíble error del receptor novato Desean Jackson, quien había recibido un pase de McNabb de 61 yardas, pero festejó antes de tiempo y soltó el balón una yarda antes de entrar a las diagolanes, cuando creyó que había anotado.

La jugada se revisó en la repetición instantánea y se declaró balón suelto y “bola muerta” en la yarda uno de Dallas. En la siguiente jugada, Westbrook anotó en acarreó de una yarda y Philadelphia volvía a estar arriba 27-21.

En el último minuto de la primera mitad, David Akers concretó gol de campo de 22 yardas para los Eagles, pero Nick Folk respondió con una patada de 51 yardas a tres segundos del descanso al que se fueron con los visitantes al frente 30-24.

Romo volvió a poner al frente a los “vaqueros” por 31-30 con pase de touchdown de 17 yardas para Marion Barber en el tercer cuarto, pero en la segunda jugada del último periodo, Westbrook volvió a anotar desde la yarda uno, lo que puso la pizarra 37-31 para las “águilas”.

Nick Folk convirtió un gol de campo de 47 yardas que acercó a Dallas 34 a 37, antes de la ofensiva en la que McNabb cometió el error que dio vida a los Cowboys para la marcha del triunfo.

Share