Crisis de El Salvador se agrava tras envío de tropas al Congreso

Crisis de El Salvador se agrava tras envío de tropas al Congreso

Envian

Los legisladores de El Salvador debatirán un préstamo para financiar un plan de seguridad nacional, un día después de que el presidente Nayib Bukele provocara una crisis política enviando tropas al Congreso y amenazando a los opositores al proyecto de ley.
Bukele está buscando un préstamo de US$109 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica, pero la aprobación de los fondos ha sido demorada por los legisladores de la oposición, que dicen que quieren más detalles antes de aprobarlo. El presidente del Congreso, Mario Ponce, convocó una sesión legislativa para el lunes al mediodía para debatir la propuesta. Bukele envió soldados al plenario y acusó a los opositores de violar “mandatos constitucionales” cuando no se presentaron a una sesión extraordinaria para aprobar el préstamo. El presidente, que asumió el cargo en junio prometiendo tomar medidas enérgicas contra la delincuencia notoriamente alta, asegura que necesita el dinero para comprar equipos para la policía y el ejército. Su índice de aprobación es cercano a 90%, y Fitch Ratings ha dicho que tiene un amplio capital para negociaciones políticas. “Los sinvergüenzas no quisieron venir a dar la cara y no quieren trabajar el domingo”, dijo Bukele ese día, de pie frente al Congreso en la capital del país, San Salvador. Los bonos en dólares del país con vencimiento en 2025 cayeron 0,65 centavos el lunes a 107,65, su mayor caída en seis meses.
Insurrección
Bukele pidió el domingo a sus partidarios civiles que expulsen a los legisladores que bloquean sus planes. Mencionó un artículo constitucional que, según él, otorga al público el derecho a la “insurrección” para destituir a los políticos si estos violan la Constitución.
Después de ingresar al Congreso para orar, dijo que Dios lo había instado a ser paciente y agregó que llamaría a sus partidarios a la legislatura el próximo domingo si los legisladores no votaban el préstamo esta semana. Soldados enviados por Bukele se posicionaron en la fila de atrás de la Asamblea Legislativa del país durante la jornada. Una diputada de la oposición que sí acudió a la sesión, Felissa Cristales, advirtió que Bukele estaba “jugando con la democracia. El poder ejecutivo está poniendo en riesgo la seguridad de la Asamblea Legislativa”, dijo. La legisladora opositora Nidia Díaz dijo que su partido FMLN, del cual Bukele era miembro antes de postularse para presidente, presentará una demanda en su contra por sedición y rebelión. Naciones Unidas pidió “respeto por las instituciones democráticas, incluida la independencia de las ramas del poder”. El embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, instó a “una búsqueda de consenso y mantener la calma”.

Share