¿Cuál es el objeto espacial que un astrónomo  de Harvard asegura que es alienígena?

¿Cuál es el objeto espacial que un astrónomo de Harvard asegura que es alienígena?

Defienden

La existencia de vida en otros planetas es un tema que ha fascinado al ser humano desde sus orígenes. Tanto así que, a través de todos estos años, se han hecho miles de películas, libros y documentales que nos hablan sobre esto. Pese a ello, todavía hay una gran cantidad de escépticos. Aunque claro, hasta estos últimos empiezan a dudar cuando, de vez en cuando, salen hombres respetables y prestigiosos del mundo de la ciencia y la astronomía a asegurar que no nos encontramos solos en el universo.
Este es el caso de Abraham ‘Avi’ Loeb, astrónomo principal de la Universidad de Harvard. En su nuevo libro “Extraterrestrial: The First Sign of Intelligent Life Beyond Earth” (“Extraterrestre: el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra”), el científico asegura que Oumuamua, el primer objeto interestelar observado por el hombre mientras cruzaba el Sistema Solar, no es solo una roca, sino un objeto alienígena.
“Se movía demasiado rápido a lo largo de una órbita extraña y no dejaba rastro de gas o escombros a su paso. Sólo había una explicación concebible: el objeto era una pieza de tecnología avanzada creada por una civilización alienígena distante”, señaló Loeb, descartando que el Oumuamua sea solo un asteroide.

¿Cuándo fue visto el Oumuamua por primera vez?
Oumuamua fue visto el 19 de octubre de 2017 por el astrónomo canadiense Robert Weryk, quien usó el telescopio Pan-STARRS, una nueva herramienta desarrollado por la Universidad de Hawái. Luego de los primeros estudios, se confirmó que su órbita era demasiado particular y transitaba por el espacio con una velocidad anormal como para ser denominado un objeto originario del Sistema Solar. Para él no quedaba duda, era algo llegado de otra estrella
Es algo que todavía no está claro del todo. En un principio, se manejó la teoría que estaba formado por hielo de hidrógeno molecular. Esto habría servido para darle explicación a su particular aceleración. Pero, tiempo después, el mismo Loeb se encargó de deslegitimizarla. La conclusión final del científico es que se trata de un objeto muy antiguo que sigue su viaje inerte.

Share