“Cuando llegamos…”: la gran estafa a turistas argentinos en Río de Janeiro

“Cuando llegamos…”: la gran estafa a turistas argentinos en Río de Janeiro

estafa

Doce amigos de la capital de Córdoba de entre 25 y 35 años, habían organizado un viaje de cinco días a Brasil para ver los tradicionales carnavales del país carioca. Sin embargo fueron estafados por la persona que habían contactado para alquilar un departamento
Varios meses antes, Gabriel Batalla se encargó de empezar a buscar lugar para alojarse. Por medio de conocidos llegó a Diego Machado, un brasileño, dueño del Patagonia Río Hostel, quien además tenía varios departamentos para alquilar.
Machado le envió fotos con muchas opciones, le dijo que era difícil encontrar un espacio para 12 personas porque todos querían ir a los carnavales de Río, pero finalmente les encontró un lugar. El siempre se presentó como un intermediario, exigió entonces que le transfirieran una seña al dueño del lugar para concretar la reserva.
Tras acordarlo con sus amigos, el 12 de noviembre del año pasado giró 54.499,50 pesos a una cuenta a nombre de Antonio Carlos Gomes de Castro Junior, el supuesto dueño del departamento.
Hace unas semanas el cordobés volvió a comunicarse con Machado para pedirle la dirección del lugar y si bien se demoró unos días en dársela, finalmente se la envió. El día de la llegada el brasileño dijo que iba a estar esperándolos en el departamento.
Hasta el día mismo de la llegada, el 6 de marzo se comunicaron bien, pero cuando los doce amigos se dirigieron al lugar en cuestión, se encontraron con que donde debía estar el edificio de departamentos había un hotel.
Gabriel contó: “Cuando llegamos el lugar no existía”. “A todos mis amigos no los atendía, inclusive un par de conserjes se solidarizaron y trataron de llamarlo, pero el flaco no apareció por ningún lado”, el brasileño lo había bloqueado de WhatsApp y todas las redes sociales. Como era temprano por la mañana los amigos decidieron empezar a moverse y a pesar del mal momento que les tocó vivir y de los casi 60.000 pesos perdidos, encontraron un hotel en el que se quedaron los cinco días que tenían planeado.

Share