<!--:es-->Cuatro leyendas del beisbol mexicano se convirtieron en inmortales y entran a la eternidad!
…Higuera, Esquer, Collins y León Lerma ingresan al Salón de la Fama<!--:-->

Cuatro leyendas del beisbol mexicano se convirtieron en inmortales y entran a la eternidad! …Higuera, Esquer, Collins y León Lerma ingresan al Salón de la Fama

Mercedes Esquer, Teodoro Higuera, James Collins y Arturo León Lerma son los nuevos residentes del Salón de la Fama del Beisbol, luego de que fueran entronizados en una ceremonia.

Esquer e Higuera, ambos lanzadores zurdos y legendarios por sus carreras peloteros, se dejaron consentir por los asistentes a la ceremonia, a la vez de que el estadounidense Collins casi saltara de gusto al recibir la réplica de la placa que los honra como inmortal.

León Lerma, presidente de los Naranjeros de Hermosillo en la Liga Mexicana del Pacífico entró al recinto en su faceta de directivo.

«Estoy lleno de satisfacciones por la gente que me rodea», expresó emocionado Higuera, quien jugó nueve temporadas en las Grandes Ligas con los Cerveceros de Milwaukee.

«Los números que hice ahí quedaron, ya me los pagaron como decimos por ahí, ésos fueron para la gente y los fanáticos de México que en todo momento me apoyaron», agregó el ex ligamayorista.

Esquer, quien buena parte de su carrera la jugó para los Sultanes de Monterrey, agradeció a su familia por su apoyo incondicional.

«Quiero dar gracias al Señor por darme un brazo zurdo fuerte con el que desafié temporadas», externó.

Collins trató de vencer los nervios y dio a su esposa Laura el mérito de apoyarlo en todo momento.

«Éste es el segundo día más feliz de mi vida, y creo que fue por mi mujer que pude dar todos esos hits», dijo el ex pelotero de Reynosa.

En el ramo de directivo, León Lerma agradeció la designación para ser inmortalizado, a la vez que reconoció las carreras de sus compañeros de generación del Salón de la Fama.

Plinio Escalante, presidente de la Liga Mexicana de Beisbol, pidió en su momento al micrófono revisar los estatutos para ingresar al Salón de la Fama, para que ingresen directivos y managers que no han encontrado su camino para ser entronizados.

Share