Cuestionan a IFE seguridad de mica

Ciudad de México.- Tres de las empresas que buscaban participar en la licitación para la producción de la credencial de elector presentaron ante el Instituto Federal Electoral y Transparencia Mexicana (TM) una carta de inconformidad por la licitación internacional, al considerar que el órgano electoral realiza un procedimiento amañado.

Aunque TM señaló que no se presentaron inconformidades, las firmas De la Rue, TC Vilsa y Obertur Techologies afirman en su misiva que el proceso no garantiza una adecuada protección de los datos personales y reduce los estándares de seguridad de la mica.

Señalan que el IFE no debió cambiar los requisitos de la licitación, toda vez que pone en riesgo la base de datos, que puede ser mal utilizada.

«Además el proceso de manufactura que se está solicitando no contempla controles estrictos de manejo de la información de los ciudadanos y durante el proceso de la empresa que tenga bajo su responsabilidad la fabricación de las tarjetas en dos plantas distantes 15 kilómetros una de otra», dice la misiva.

Asimismo, acusan que no hay claridad en cuanto a la protección que se realizará de los datos personales del ciudadano, lo que hace vulnerable al padrón.

«Las bases publicadas sólo mencionan en un solo párrafo y no de forma contundente ‘la Protección de datos personales como puede ser la Dirección'», añaden.

Las empresas urgen a revisar la licitación, toda vez que sólo cuatro de 23 empresas presentaron propuesta, pues el resto no estuvo de acuerdo con los requisitos. «En el tema de procesamiento y protección de datos personales que incluye el domicilio de cada uno de los ciudadanos, los técnicos del IFE tienen mucho que aprender, a pesar que las empresas expertas en la materia han solicitado al IFE considerar algunos aspectos, ellos prefieren no tomarlos en cuenta», señalan.

Sostiene que el objetivo del IFE es obtener una credencial barata y que los datos personales de los ciudadanos queden como «a la buena fe» de empresas como Vanguardia en Informática o Choice Point.

«La historia ya la conocimos, 52 millones de datos personales vendidos al extranjero para fines que cada quien se pueda imaginar.

La transparencia en México o está dormida o llega tarde», agregan.

Las empresas que presentaron propuesta acudieron ayer a realizar algunas pruebas en instalaciones del IFE. En representación de TM acudió Laura Jácome.

REFORMA publicó que tras un proceso de licitación que fue impugnado, el IFE aceptó el registro de ofertas de cuatro empresas para producir credenciales de elector.

Otras 19 abandonaron el proceso, alegando, entre otras razones, la unilateral disminución de los requisitos de seguridad aparejados a la resolución de las micas.

Share