<!--:es-->Da Romney el primer golpe!
…El candidato republicano dirigió respuestas mucho más puntuales y directas que el Presidente Obama<!--:-->

Da Romney el primer golpe! …El candidato republicano dirigió respuestas mucho más puntuales y directas que el Presidente Obama

Denver, Estados Unidos.- Incesante y por momentos incisivo, el candidato presidencial republicano, Mitt Romney, atacó una y otra vez al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y logró dar un golpe de efecto inicial en el primer debate entre ambos antes de los comicios presidenciales de noviembre próximo.

El esperado choque en la Universidad de Denver, Colorado, dejó a republicanos y demócratas con aires de victoria, aunque la impresión general que dejó la discusión de 90 minutos fue que Romney, agresivo y con un estilo más convincente, tuvo un desempeño más pulido que Obama, quien casi no atacó al republicano y optó por ser más explicativo.

El Presidente abrió el debate con un toque personal: le deseó un feliz aniversario a su mujer, Michelle Obama, con la promesa de que el próximo año no lo festejarán delante de 40 millones de personas, en referencia a los espectadores.

Romney felicitó a Obama por la conmemoración y le regaló la única broma del debate al decirle que seguramente tenía una idea más romántica para esa noche.

Tras ese inicio distendido, pasaron menos de 10 minutos hasta el primer ataque de Romney, quien acusó a Obama de darle la espalda a la clase media.

«Las familias de medianos ingresos están siendo aplastadas», fustigó.

Fue el puntapié inicial a una larga ofensiva, enfocada en la economía, que el republicano desplegó contra el demócrata.

Romney apareció más encendido y brindó, de tanto en tanto, frases punzantes con una renovada determinación que tiñó convicción a sus respuestas.

«Usted fue Presidente durante cuatro años, y todavía tenemos un déficit de un billón de dólares por año», disparó, luego que Obama justificara el descalabro fiscal en la pesada herencia que recibió.

«No quiero que sigamos por el mismo camino que España».

Obama cayó en más de una ocasión en dar respuestas demasiado largas, mientras que en algunos momentos apareció apagado y vacilante. Inclusive, demandó al moderador que se le respetaran los cinco segundos que le restaban mientras respondía una pregunta.

Con todo, logró asestar algunos golpes.

«Según la definición del Gobernador Romney, Donald Trump es una pequeña empresa», dijo el Mandatario en su mejor frase del primer tramo del debate, cuando la discusión se concentró en cómo cada uno de los candidatos pretende modificar el esquema impositivo.

Un fuerte operativo de agentes locales, el FBI y el Servicio Secreto convirtió a la Universidad de Denver, que quedó totalmente cercada, en uno de los lugares más seguros del mundo. Miles de periodistas siguieron el choque en el centro para la prensa que se montó en uno de los gimnasios de la universidad.

Obama y Romney llegaron a su primer enfrentamiento en condiciones muy distintas. Al frente en las encuestas, Obama sólo necesitaba un desempeño correcto y evitar errores groseros. Rezagado, Romney llegó a Colorado con la presión de aprovechar el debate para torcer la trayectoria de la campaña.

«A los republicanos les diría esto. Si creen que les fue tan bien esta noche, en una semana muéstrenme que Ohio está en disputa», afirmó a los periodistas David Plouffe, asesor de Obama, tras el debate.

Plouffe dijo que Romney ofreció una agresión de teatro.

Los republicanos estaban anoche exultantes.

«Yo no creo que le podría haber ido mejor», dijo el Senador Marco Rubio, uno de los que viajó a Denver.

«Y lo que me sorprendió fue lo incómodo que estuvo el Presidente Obama al hablar de la economía, especialmente de los impuestos y la deuda. Es obvio que él no entiende el tema», asestó.

Obama y Romney volverán a verse las caras en otros dos debates antes de los comicios, el 16 de octubre en el estado de Nueva York y el 22 en Florida.

Share