<!--:es-->De juerga en Las Vegas<!--:-->

De juerga en Las Vegas

Las Vegas, Estados Unidos.- Como muestra de que su nueva paternidad no le impide seguir disfrutando de su vida social, Luis Miguel y Aracely Arámbula pasearon y apostaron durante este fin de semana en Las Vegas.

De acuerdo con empleados del Hotel Caesar”s Palace, la pareja se hospedó en este hotel y disfrutó de la vida nocturna que ofrece el casino, pues apostaron grandes cantidades de dinero tanto en las máquinas tragamonedas, como en las mesas de juego.

Según versiones de un empleado de seguridad del Palace, Luis Miguel y su novia pasearon solos casi todo el tiempo y nunca se les vieron intenciones de ocultarse de los demás huéspedes o clientes del local, aunque eso sí, siempre estuvieron custodiados por un elemento del cantante, quien se caracteriza porque sabe elegirlos muy bien.

“No tenían gorra ni lentes, andaban normales, como si nada; él estaba vestido de negro, siempre se viste de negro… (andaba) con pantalón y suéter y ella estaba medio fachosita”, describió la fuente, quien durante años le ha tocado ver en ese mismo lugar al cantante.

De acuerdo con varios testigos que vieron al cantante, éste arribó al casino del hotel alrededor de las 19:00 horas del viernes pasado al lado de Arámbula y estuvo jugando unas dos horas, luego se retiró a descansar, no sin antes dejar reservada una mesa de Baccarat en una zona de juegos exclusiva para aquellos que apuestan sumas millonarias.

La trabajadora afirmó que antes de ser novio de la actriz, Luis Miguel visitaba con más regularidad este casino, sin embargo, antes de este fin de semana tenía varios meses de no acudir.

“Ha traído aquí a todas sus novias, vino con Mariah Carey, luego con Myrka Dellanos. A todas las trata como princesas”, reveló.

En sus cotidianas visitas a los casinos de Las Vegas, el intérprete de “La Incondicional” sólo apuesta en los lugares más caros.

Las máquinas tragamonedas son privadas y la cantidad mínima por jugada es de 200 dólares y la máxima de 500, pero puede llegar a jugar hasta mil dólares en una sola tirada.

“Cuando se cansaron de jugar en las máquinas, se fueron a las mesas de juego a jugar póker, ahí nadie puede entrar, es un área privada para gente que gasta mucho dinero, millones de dólares en toda la noche”, describió la entrevistada.

Pero, aseguró la fuente, a veces la suerte está de su lado y es cuando el cantante multiplica sus ganancias.

Share