<!--:es-->Declaran área de Desastre costa de Texas en anticipación a Rita!<!--:-->

Declaran área de Desastre costa de Texas en anticipación a Rita!

Rita, podría ingresar a tierra la noche del viernes con una fuerza de categoría cuatro.

Dallas, TX.- El gobernador de Texas, Rick Perry,

declaró este martes área de desastre a la costa este de la entidad, en anticipación al arribo del huracán Rita, que podría ingresar a tierra la noche del viernes con una fuerza de categoría cuatro.

Perry solicitó personalmente al presidente George W. Bush la aprobación expedita de ayuda federal para los condados de Texas que podrían resultar afectados por la tormenta.

La petición del gobernador se da al tiempo que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y de la Administración Federal de

Emergencias (FEMA) arribaron a Texas para ayudar en los preparativos previos a la llegada del huracán.

Perry ordenó la víspera a las tropas de la Guardia Nacional y a los trabajadores del Servicio Forestal y de los equipos de emergencia

que realizaban labores de salvamento en Louisiana por el huracán Katrina, volver a Texas en anticipación a la entrada de Rita al Golfo

de México.

El Centro Estatal de Operaciones de Emergencias fue activado este martes bajo alerta total con personal de 34 dependencias estatales y empleados federales de FEMA.

La División de Administración de Emergencias de Texas comenzó este martes a movilizar agua, alimentos y otros abastecimientos hacia las ciudades de Dallas, Fort Worth y San Antonio en preparación a la recepción de evacuados en albergues que abrirán en esas comunidades.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de la entidad informó que está listo para distribuir agua y hielo en caso que el huracán azote la costa de Texas, mientras el departamento de Salud dijo que esta preparado para ayudar a las comunidades a evacuar

hospitales y proveer vacunas.

La alcaldesa de Galveston, Lyda Ann Thomas, declaró el estado de emergencia en esa ciudad texana y ordenó la evacuación obligatoria de

asilos de ancianos y centros de asistencia ante la llegada del huracán Rita al Golfo de México.

Thomas ordenó también la evacuación obligatoria de las demás áreas de la ciudad de 65 mil habitantes a partir de las 18:00 horas locales de este miércoles, luego de recibir los últimos pronósticos meteorológicos sobre la intensidad y trayectoria del ciclón.

La alcaldesa urgió a los residentes a llenar los tanques de combustible de sus automóviles y recolectar cosas esenciales como las cosas de valor y los papeles importantes además del abasto necesario de medicinas para tres días.

Informó que cerca de 90 autobuses estarán disponibles desde la mañana del miércoles para evacuar a todos aquellos residentes que carezcan de transporte.

Esta es la primera orden de evacuación obligatoria en la historia de Galveston, que se ubica en el centro de la trayectoria que se estima seguirá Rita hasta tocar tierra. Uno de los pronósticos incluso coloca a esta isla directamente en el paso del huracán.

El Distrito Escolar Independiente de Galveston y una decena más ubicados al norte y sur de la costa, cancelaron las clases en sus planteles a lo largo de toda la semana para dar tiempo a las familias a prepararse y evacuar.

En el condado de Brazoria, al sur de Galveston, las autoridades convocaron a una evacuación voluntaria a partir de esta tarde y consideraron la posibilidad de establecer como obligatoria para algunas áreas este miércoles.

Rita llegaría a las costas de Texas a casi cuatro semanas después que el huracán Katrina desvastara Nueva Orleans y las costas de Mississippi y Alabama.

La experiencia dejada por Katrina motivó a las autoridades de Galveston a comenzar las acciones de preparación más tempranas asumidas hasta ahora ante la posibilidad de huracán.

Ello además de que Galveston es considerada como la ciudad más vulnerable a huracanes a lo largo de las costas de Texas.

El 8 de septiembre de 1900 un huracán equivalente a categoría cuatro con vientos de 217 kilómetros por hora provocó unas ocho mil

muertes en esa ciudad, por lo que permanece aún como el desastre natural con más víctimas mortales en la historia de Estados Unidos.

Tras el paso de ese huracán, la ciudad comenzó a construir un

muro de 5.2 metros a lo largo de la playa que ahora tiene una extensión de 16 kilómetros y es en si mismo un atractivo más de Galveston.

Especialistas estiman que a pesar de la prevención asumida, de registrarse ahora una tormenta similar a la de 1900, esta podría

inundar la totalidad de la Isla de Galveston y afectar a unas 600 mil personas. TEXTO/NTX.-

Share