<!--:es-->Defiende Napolitano política migratoria!
…El cambio establece que unos 300 mil casos pendientes de deportación en los tribunales de inmigración serán revisados caso por caso<!--:-->

Defiende Napolitano política migratoria! …El cambio establece que unos 300 mil casos pendientes de deportación en los tribunales de inmigración serán revisados caso por caso

Arkansas, Estados Unidos.- Las nuevas normas que permitirán a muchos inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos, y sobre quienes pende una orden de deportación pese a no tener antecedentes penales, que permanezcan en el país y soliciten permiso de trabajo no será un pase libre a la ciudadanía, dijo la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Napolitano destacó que ya comenzaron a aplicarse las normas que anunció la semana pasada a fin de centrarse en la deportación de los inmigrantes que viven ilegalmente en el país y que tienen antecedentes penales o constituyen una amenaza para la sociedad.

Napolitano aclaró que las normas tienen por objeto darle más claridad a la política sobre deportación e inmigración.

«Tienen una base de sentido común y la intención de establecer que mientras realizamos las deportaciones, tenemos que centrarnos en quiénes son nuestra principal prioridad», como lo son los delincuentes convictos y reiterados trasgresores de la ley, destacó Napolitano.

Napolitano anunció el plan la semana pasada en una carta a un grupo de senadores que respalda la reforma del sistema de inmigración.

El cambio ha sido objeto de críticas de parte de algunos republicanos que han señalado que equivale a darle amnistía a los inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos.

El cambio establece que unos 300 mil casos pendientes de deportación en los tribunales de inmigración serán revisados caso por caso.

Napolitano afirmó que no consideraba el cambio como una gran evolución en la política del Gobierno federal, sino más bien una aclaración.

«Nadie obtendrá un pase libre. Nadie tendrá admisión libre a la ciudadanía ni a nada parecido bajo este sistema», destacó Napolitano. «Nadie será la excepción».

Share