<!--:es-->Defiende Valdés compra ‘inflada’ del IFE<!--:-->

Defiende Valdés compra ‘inflada’ del IFE

Al arrancar la discusión en el Consejo General del IFE por las irregularidades en la compra de un inmueble ubicado en la Delegación Tlalpan, el presidente del organismo, Leonardo Valdés, defendió la legalidad de la adquisición.

Los consejeros del IFE discuten el proyecto de la Contraloría que encontró responsable a Fernando Santos Madrigal, ex director ejecutivo de Administración del organismo, de un daño patrimonial por 124 millones de pesos por diversas inconsistencias en la compra del edificio a finales de 2009, por lo que plantea multarlo e inhabilitarlo por cinco años.

De acuerdo con el expediente, el edificio que ocupan actualmente la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos, la Unidad de Fiscalización, la Unidad Técnica de Planeación y el Centro de Monitoreo de Radio y Televisión, fue adquirido en 262 millones de pesos con base en un avalúo realizado por Banobras en noviembre de 2009.

Valdés Zurita anticipó que no acompañará la propuesta, toda vez que argumentó que la adquisición se llevo a cabo respetando el marco legal y normativa vigente.

«Queremos que el apego a los procedimientos administrativos sea escrupuloso. En ningún caso posibles diferencias personales o políticas han sustentado ni sustentarán las decisiones», sostuvo.

Asimismo refirió que los consejeros electorales no toleraran ningún acto de corrupción y todas las resoluciones están basadas en la legalidad.

Se prevé que el Consejo General rechace el proyecto al considerar que no hubo daño patrimonial.

Santos Madrigal asumió el cargo en el IFE a principios de 2008 y renunció en junio de 2010, luego de trascendió que era investigado por presuntas irregularidades administrativas.

El 25 de julio de 2011, seis consejeros votaron a favor de exonerarlo por fallas en obras de adecuación en una bodega arrendada en la Delegación Tláhuac.

Share