<!--:es-->Dejó de Existir ROPBERTO CANTORAL
…Papá de ITATI y creador de incontables éxitos<!--:-->

Dejó de Existir ROPBERTO CANTORAL …Papá de ITATI y creador de incontables éxitos

Ciudad de México.- Al final, el reloj no detuvo su marcha y la vida de Roberto Cantoral se apagó la noche del sábado a los 80 años, tras un paro respiratorio resultado de una pulmonía, informó la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

Para un hombre que dejó un legado de más de 320 canciones sobre el amor y el desamor, además de importantes logros sobre los derechos de los compositores, el lugar idóneo para decirle adiós fue el Palacio de Bellas Artes.
Ahí se le rindió ayer por la tarde un homenaje de cuerpo presente al que acudieron amigos y familiares, entre ellos sus hijos, Carlos, Roberto, José e Itatí, su viuda, Itatí Zucchi, así como público en general.

La carroza con el cuerpo del compositor y líder de la SACM llegó al recinto poco después de las 16:00 horas.

Mientras el ataúd era bajado del vehículo, los transeúntes escucharon en los acordes de un organillero «El Reloj», una de las más grandes canciones de Cantoral, que fue el fondo para una sentida ovación de alrededor de 200 personas que esperaban afuera.

El féretro fue colocado en el descanso de la escalinata principal de Bellas Artes. Lo acompañaban el rostro sonriente del artista en una fotografía, así como la guitarra con la que solía tocar.

Una orquesta de ocho músicos tocó «El Reloj» y la primera guardia de honor que se montó la integraron Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta; Armando Manzanero, vicepresidente de la SACM, y los hijos de Cantoral, a quienes se les vio inconsolables.

José e Itatí no dejaban de llorar. Ella por momentos abrazaba a su esposo, Carlos, y a sus gemelos, José Eduardo y Roberto Miguel.

«Vamos a recordarlo como lo que fue, un gran luchador, incansable, un hombre que amo la música, el derecho de autor, pero sobre todo amó a su familia. Como padre fue mil veces más grande que como autor y como líder», expresó Roberto, el hijo mayor del compositor.

«Se va el gran héroe, el líder, el padre. Esta pérdida no va a ser nada fácil, nos va a costar mucho trabajo aprender a vivir sin él. Fue el más grande hombre que he conocido. Para todos llega la hora. Ahora sí, reloj, no marques las horas».

Mientras la gente se despedía del artista, alrededor de su féretro, un trío comenzó a tocar. A él su unió Chamín Correa para cantar «El Reloj».

Al homenaje llegaron los compositores y cantantes Reyli, Arturo Castro y Martín Urieta, así como Carlos Navarrete, presidente del Senado.

Horas antes, en la sede de la SACM, al sur de la ciudad, acudieron a despedirse de su amigo figuras como Emmanuel, Johnny Laboriel, Silvia Pinal, María Victoria, Alexander Acha, Fabiola Campomanes, Luz Elena González y Rodrigo Vidal.

Poco antes de las 18:00 horas, la familia se colocó alrededor del ataúd, ya con «El Triste» como música de fondo, para una nueva despedida. Al terminar la canción hubo un minuto de aplausos.

Después, los restos de Cantoral fueron llevados a la SACM, lugar donde llegaron en un principio, pues el compositor se encontraba en su hogar de Brownsville, Texas, cuando su salud se agravó.

De acuerdo con voceros de la SACM, los familiares de Cantoral decidieron trasladarlo de emergencia al DF, pero la aeronave aterrizó en Toluca.

Debido a la gravedad del artista, se le internó en un hospital cercano a la terminal aérea.

Tras varios esfuerzos del equipo médico por estabilizarlo, Cantoral falleció y sus allegados dispusieron que sus restos fueran llevados a la institución a la que sirvió muchos años.
Hasta anoche, el velorio continuaba, ya de manera privada, en la SACM.

Se informó que el cuerpo de Cantoral fue cremado el pasado lunes.

Share