Demandan por demoras en trámites de ciudadanía  y USCIS responde que ahora son más eficientes

Demandan por demoras en trámites de ciudadanía y USCIS responde que ahora son más eficientes

Demandan por demoras

A principios de julio se reportó que cientos de miles de residentes legales permanentes que esperan convertirse en ciudadanos están perdiendo la paciencia, esto debido a que el trámite, que durante el gobierno anterior demoraba en promedio entre 4 y 6 meses, se ha disparado a casi dos años en algunas ciudades y las explicaciones no convencen.
Una de las principales organizaciones de Inmigrantes de Los Angeles, California, presentó una demanda contra el servicio de inmigración por las “demoras” en los trámites de ciudadanía, procesos que en algunos casos tardan más de 20 meses.
“Exigimos una explicación, queremos saber por qué se están tardando tanto en adjudicar u proceso”, dice Jorge Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA). “Nosotros creemos que existe una intención política para suprimir votos en un año electoral”, agregó.
La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), agencia en cargada de procesar las solicitudes de ciudadanía (formulario N-400), dijo que “por política, no hacemos comentarios sobre asuntos que involucran litigios específicos”.
“Sin embargo”, agrega, “podemos comentar en general sobre el historial de compromiso de la agencia con la naturalización de nuevos ciudadanos estadounidenses”.
El próximo martes 6 de noviembre los electores saldrán a las urnas para elejir la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Los comicios son clave para el Partido Republicano de Donald Trump que controla ambas cámaras del legislativo.
El próximo martes 6 de noviembre los electores saldrán a las urnas para elejir la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Los comicios son clave para el Partido Republicano de Donald Trump que controla ambas cámaras del legislativo.

La versión oficial
La USCIS dice que está trabajando para adjudicar el número de casos pendientes que se disparó bajo el gobierno de (Barack) Obama, de 291,800 solicitudes pendientes en septiembre de 2010 a cerca de 700,000 peticiones a principios de 2017.
“Y ahora, a pesar de que hemos registrado un aumento sin precedentes de carga de trabajo, USCIS está completando más solicitudes de ciudadanía, de manera más eficiente y efectiva”, dijo Michael Bars, vocero de USCIS.
Según los datos aportados por el funcionario, el la agencia “está en camino de completar al menos 829,000 solicitudes de naturalización N-400 en el año fiscal 2018”, que finaliza el próximo 30 de septiembre.

El reclamo de CHIRLA
Las explicaciones de la USCIS no son suficientes para los demandantes. “No queda claro por qué en un año electoral tan importante tengamos más de 700,000 potenciales electores esperando convertirse en ciudadanos para poder ejercer su derecho al voto. Muchos llevan casi 20 meses esperando, un trámite que en el gobierno anterior no demoraba más de seis meses”, precisó el activista.
Al 31 de marzo la USCIS tenía acumuladas 753,352 peticiones de ciudadanía por naturalización (formulario N-400). En el período entre el 1 de enero y el 31 de marzo, la agencia aprobó 174,404 peticiones y denegó 22,675, de acuerdo con datos publicados por la agencia en su página digital.
La mayoría de las peticiones fueron tramitadas por las oficinas de California y Florida.
A la pregunta si CHIRLA cree que la demora obedece a una cuestión política, suponiendo que el gobierno crea que los nuevos ciudadanos votarán en las elecciones de noviembre en contra de los republicanos, Cabrera dijo que “nuestra visión es otra totalmente distinta”.
“Creemos que ellos están asumiendo que los votos de los inmigrantes irán para los demócratas, pero los reportes que hemos visto indican que los inmigrantes tienen una tendencia a inscribirse como independientes. Por lo tanto, pueden o votar demócrata o republicano. La verdad es que no importa por quien voten, sino que se involucren en el proceso cívico. Por eso demandamos, para soltar las trabas de este momento”, indicó Cabrera.

No dan fechas
A principios de julio Univision Noticias reportó que cientos de miles de residentes legales permanentes que esperan convertirse en ciudadanos están perdiendo la paciencia, esto debido a que el trámite, que durante el gobierno anterior demoraba en promedio entre 4 y 6 meses, se ha disparado a casi dos años en algunas ciudades y las explicaciones no convencen.
En octubre del año pasado reportamos que en algunos estados tales como Florida, Texas y Nueva York, las demoras bordeaban los 14 meses. Pero ahora las esperas pueden alcanzar los 17 meses en Nueva York, 20.5 meses en Houston (Texas), 21 meses en Miami (Florida) y 22.5 meses en Orlando (Florida). Las esperas no han disminuido desde entonces.
La USCIS insiste en que el privilegio de la ciudadanía “es alcanzable para muchas personas que buscan una mayor oportunidad, prosperidad y seguridad como miembros recientemente confiados de la sociedad”. Y añade que “si está dispuesto a cumplir con nuestro sistema de leyes y a cumplir con su ejecución fiel, nuestro gobierno ha hecho una promesa a los aspirantes a estadounidenses de que su sueño puede, y lo hará, convertirse en realidad algún día”, pero no asegura fechas.
“USCIS se compromete a elevar la importancia de la ceremonia de naturalización como un lugar para reconocer y celebrar los derechos, las responsabilidades y la importancia de la ciudadanía”, indica Bars.
“Al final, miles de estas ceremonias se llevan a cabo cada año, incluyendo más de 240 esta semana, sumando un total de 42,821 individuos naturalizados, lo que significa la culminación del proceso legal de naturalización y un viaje apreciado por los nuevos ciudadanos y sus familias como un logro trascendental”, señala el vocero.

La carga de trabajo
UCSIS explica:

· Cada año recibe de manera consistente entre 700,000 a 780,000 nuevos ciudadanos durante las ceremonias de naturalización dentro y fuera del país.
· Registra un aumento promedio de 25% en las solicitudes de naturalización desde el año fiscal 2015 hasta 2017, pero los totales anuales de naturalización no se han desacelerado.
· En el año fiscal 2017 la agencia naturalizó a más de 715,000 personas.
· Está en camino de completar al menos 829,000 solicitudes de naturalización N-400 en el año fiscal 2018.
La agencia también dice que ha contratado personal adicional y expandió sus instalaciones “para garantizar que su capacidad para adjudicar aplicaciones se mantenga al ritmo de la creciente demanda de sus servicios en los últimos años”.
“Entre 2012 y 2017 la fuerza laboral de agentes de adjudicación creció en un 38%”, dijo Bars.
Cabrera insiste en que las explicaciones no aclaran las dudas. Y señala que “la USCIS era una de las agencias más amigables de nuestra comunidad, pero eso ya no ocurre. Por eso la demandamos”.

Futuro incierto
La demanda en contra de la USCIS exigiendo respuestas a las demoras se da una semana después conocerse que el gobierno prepara un borrador con una nueva definición del concepto de “carga pública”, que apunta a dejar fuera de la residencia y la ciudadanía a miles de inmigrantes de bajos recursos.
Los cambios radicales, indica un informe elaborado por abogados del Catholic Legal Immigration Network, Inc (CLINIC), alterarán la forma en que los funcionarios de la agencia federal “seleccionan” a los solicitantes de residencia (green card) y determinan su inadmisibilidad debido al riesgo que puedan convertirse en una carga pública para el gobierno.
En lugar de centrarse en los ingresos del patrocinador solicitante, como lo indica la declaración jurada de apoyo vigente, “la USCIS se centrará en el solicitante de ajuste de estado y cualquier miembro de la familia dependiente”, advierte CLINIC.
Y agrega que el nuevo reglamento exigirá que los agentes de inmigración “examinen los ingresos actuales y estimados del inmigrante, su historial laboral, las habilidades laborales, el estado de salud, los bienes y cualquier historial familiar de recibo de beneficios públicos”.
Activistas consultados por Univision Noticias dijeron que esta nueva definición, sumado a las fuertes demoras en la adjudicación de trámites, pueden convertir el trámite de ciudadanía en una espera traumática.

Share