<!--:es-->Demócratas prometen reforma migratoria
… Si el 7 de Noviembre ganan la elección!<!--:-->

Demócratas prometen reforma migratoria … Si el 7 de Noviembre ganan la elección!

TUCSON, Arizona – Si logran recuperar el control de la Cámara de Representantes, los demócratas promoverán una agenda que beneficie a los hispanos, incluyendo una reforma migratoria amplia, aseguró en entrevista con Efe la líder de la minoría en ese órgano, Nancy Pelosi.

Frontera segura y legalización

“Si ganamos en noviembre, continuaremos impulsando un proyecto de ley que proteja nuestras fronteras y sitios de trabajo, e impida la explotación de los trabajadores. Ocurra lo que ocurra sobre el tema de inmigración, tenemos que ofrecer una vía hacia la legalización”, dijo Pelosi en entrevista telefónica durante una gira por el suroeste del país.

No obstante, Pelosi observó que su partido aún no puede cantar victoria, porque todavía faltan tres semanas para los comicios en los que se renovarán la totalidad de los 435 escaños en la Cámara de Representantes y 33 en el Senado.

Si se cumplen los pronósticos de las encuestas y los votantes confían el control de la Cámara Baja a los demócratas, Pelosi se convertiría en la primera presidenta de esa institución en sus 217 años de historia.

Es una posibilidad que inspira a Pelosi a idear diversos proyectos de carácter social, y razón por la que ahora viaja a todo sitio promoviendo la campaña demócrata “Nuevo rumbo para Estados Unidos”, que incluye seis prioridades legislativas.

Los temas más importantes

En el área de inmigración -un asunto que domina en las contiendas de Arizona- Pelosi reiteró su molestia porque los republicanos consiguieron la aprobación de leyes centradas exclusivamente en la seguridad fronteriza y, en particular, en la construcción de un muro de más de 1.126 kilómetros en varios tramos de la frontera con México.

Haciéndose eco de la mayoría de los demócratas, Pelosi señaló que la solución al problema de la inmigración ilegal no está en ese muro, sino en una reforma migratoria amplia que reconozca los aportes de la comunidad inmigrante en Estados Unidos, y responda a “sus retos y aspiraciones”.

“Los demócratas estamos unidos en esto. Nosotros rechazamos el proyecto del legislador (republicano James) Sensenbrenner” por las medidas punitivas que impondría a los inmigrantes, explicó Pelosi.

La congresista se refiere al proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes el 16 de diciembre y que, aparte de la construcción de un muro y una mayor vigilancia en la frontera, convertiría en criminales a los inmigrantes indocumentados.

Ese proyecto de ley debía ser armonizado con otro aprobado por el Senado el 25 de mayo y que incluía un programa de trabajadores huéspedes y una vía para la legalización de buena parte de la población indocumentada.

Pero el caldeado ambiente electoral, en el que ambos partidos cortejan activamente el voto hispano, dejó sepultada la reforma migratoria, al menos para este año.

El voto de los hispanos

Pelosi subrayó que el Partido Demócrata “no da por sentado el voto de nadie, mucho menos de los latinos”, que ahora conforman el 8,5 por ciento del electorado estadounidense.

“En California, la minoría pasó a ser una mayoría y yo respeto la diversidad y el aporte de los inmigrantes al estado y al país. El respeto a la diversidad ha sido parte de mi vida política y creo que es fundamental para forjar buenas relaciones”, indicó.

Por otra parte, Pelosi dijo que, al recuperar la mayoría en la Cámara Baja, los demócratas intentarían un mayor acercamiento con América Latina, región que genera buena parte de la emigración, tanto legal como ilegal, hacia el Norte.

América Latina en la mira

La política exterior de Estados Unidos “debe basarse en el respeto mutuo, en la búsqueda de terreno común en temas políticos y económicos.

El alivio de la pobreza, mediante acuerdos comerciales o asistencia económica para América Latina, es una meta que compartimos”, enfatizó Pelosi.

Pelosi hizo paréntesis para esta entrevista en momentos en que tiene previsto viajar a 12 estados en lo que resta de la campaña electoral, para movilizar a la base del partido y para apoyar a los candidatos demócratas.

Confiando en una victoria en las urnas, Pelosi enfatizó que entre sus prioridades está “hacer limpieza” en la Cámara Baja, para combatir la corrupción y la influencia de los grupos de intereses especiales.

Share