DESDE MI PUNTO DE VISTA 02 04 2021

Mexicanos

Es lamentable que el gobierno de México no haya negociado con meses de anticipación el abastecimiento de vacunas contra el Covid-19 y tenga que esperar a que las farmacéuticas surtan primero a clientes o países que compraron con anticipación millones de dosis.
Andrés Manuel López Obrador afirmaba que México es “ejemplo de cómo se doma la curva de la pandemia” y que México también era ejemplo en el tratamiento de la enfermedad; pero lamentablemente la realidad es otra, porque el número de muertos en México ha superado los 100 mil y cada día la cifra se incrementa en todo el país.
Incluso el número de personas que han muerto en México es superior a los que han muerto en países como la India, que tiene una población 10 veces mayor a la de México, por lo que este país es el tercero con más muertes después de Estados Unidos y Brasil.
Las farmacias CVS y Walgreens establecidas en Estados Unidos ofrecerán, a partir de la próxima semana, vacunas al público en sus 6 mil 500 establecimientos, para lo cual será necesario llamar por teléfono y pedir su cita.
Sin embargo a México no ha llegado el número de vacunas suficiente, ni un millón de dosis desde diciembre que se dio luz verde al tratamiento y en el país azteca, a la fecha, aún se siguen buscando proveedores para abastecer las necesidades de más de 100 millones de habitantes.
No hay duda que al presidente López Obrador, al canciller Marcelo Ebrard, al secretario de Salud y al secretario de Hacienda, se les pasó el avión y se olvidaron de negociar con meses de anticipación la entrega de vacuna y ahí está el desabasto.
AMLO presumía una gran amistad y una enorme admiración para con Donald Trump, a quien visitó en plena campaña de reelección del depuesto mandatario, pero no fue capaz de negociar la entrega de vacunas, como se pensaba, sino que sólo vino a darle palmaditas en la espalda y hacer campaña en favor de Trump; pero las vacunas? bien, gracias.
En todo el mundo se sabe que Donald Trump compró una gran cantidad de acciones de la farmacéutica “La Moderna”, la cual abastece en estos momentos a varios países incluido Estados Unidos, pero México no ha recibido nada, absolutamente nada, es decir, su visita a Washington no sirvió de nada, sólo para la fotografía.
Obviamente, los mexicanos mayores de sesenta y cinco años que reciben su cheque, pensión o ayuda de parte del gobierno, están nerviosos y muy preocupados, pero se resignan al recibir su cheque de ayuda y para no quedarse sin este apoyo, no hacen drama y se quedan calladitos, rogando a Dios Padre que pronto llegue la vacuna a México y logren vacunarse.
Las pocas vacunas que han llegado a México se han aplicado a trabajadores del sector salud, que son considerados empleados escenciales o de “primera línea’ y otra parte se ha aplicado a personas influyentes o que se brincan la fila, porque tienen influencias.
A la fecha no se sabe cuándo serán aplicadas las vacunas en la ciudad de México; se dice que hay una gran organización, pero aún no se sabe cuál farmacéutica surtirá a los más de 10 millones de habitantes de la capital del país.
Por lo pronto, procedente de Argentina llegó a México un cargamento de la vacuna Sputnik V la cual se envasará en miles de dosis y se aplicarán a la población, la cual hasta hace poco no sabía si la Sputnik V está certificada a nivel internacional, pero asi la compró México.
Los rusos prometen surtir 400 mil dosis en febrero, un millón en marzo y 16 millones en abril, de tal forma que se pueda aplicar a quienes más lo necesiten, pero la verdad es que México no tiene o no hizo los contratos necesarios con las farmacéuticas y ahí están los resultados de la gestión de la 4T.
Hasta el momento Israel ha vacunado al 30 por ciento de su población, seguido por Emiratos Arabes que llevan el 27 por ciento, un poco más alejado se encuentra el Reino Unido con un 12 por ciento y finalmente Estados Unidos con un ocho por ciento y el número aumenta de forma vertiginosa todos los días al grado de que en una semana las farmacéuticas CVS y Walgreens tendrán la vacuna a disposición de los interesados, aunque de momento no se ha dicho cuál será el costo del medicamento.
Recientemente el gobierno de México abrió una página para que las personas mayores de 65 años se registren, pero esta página no funciona correctamente y la gente que tiene la fortuna de tener una computadora pasa horas frente al monitor y no logran un cita.
Las personas que no cuentan con computadora para enlistarse, tendrán que buscar alguna forma para inscribirse para la vacuna o pueden quedar sin la misma, como ocurre en las partes más alejadas de México, donde no llega ni la luz, menos el internet.
…y hasta la próxima.

Share