DESDE MI PUNTO DE VISTA – 04 23 2020 –

Punto

El Corona Virus es una pandemia que ha infectado a más de un millón de personas en el mundo, pero también llegó para mostrar la incapacidad informativa de las personas que trabajan en los noticieros de radio y televisión que se transmiten en el norte de Texas.
Los informadores, si asi se les puede llamar, se han dedicado a leer boletines de los políticos estatales y locales y en lugar de estar en la primera línea de batalla contra la pandemia, los llamados “reporteros” se la pasan en sus casas cómodamente recomendando lavarse las manos y guardar distancia social y bla, bla, bla.
Ningún informador de los que salen al aire se ha fijado que son los trabajadores hispanos los que han sido más infectados por el corona virus a nivel nacional y representan el 34 por ciento de las víctimas fallecidas.
Incapaces de dar crédito a esas personas que están trabajando a marchas forzadas en la limpieza de los hospitales donde se atienden a los pacientes de la pandemia, de los que están en contacto directo con los ancianos, en los centros de convivencia donde se han dado el mayor número de casos.
Son hispanos la mayoría de los trabajadores de las tiendas o centros comerciales que permanecen abiertos, son esos latinos los que llenan los anaqueles para que los clientes puedan surtir la despensa o llevar alimentos a sus hogares.
En todas estas semanas los llamados “periodistas” han sido incapaces de hacer un reportaje en el que se ponga de relieve cómo los trabajadores hispanos de limpieza se juegan la vida o los traileros se ven forzados a no tener descanso para que las tiendas esten completamente surtidas. Mucho menos han realizado una jornada laboral de principio a fin con estos trabajadores.
Nadie ha puesto el nombre de los hispanos en alto y eso se debe a que los reporteros que trabajan en el norte de Texas carecen de iniciativa, experiencia y ganas de hacer bien las cosas y por lo mismo se quedan en casa, leen los boletines y repetidamente hacen recomendaciones que ya todos conocen.
Los latinos se enfrentan diariamente contra el Corona Virus levantando la basura, enviando dinero a sus países de origen y atendiendo en los llamados drive thRu en la venta de hamburguesas y pollo frito.
En estos días hemos visto con mucha tristeza cómo los noticie-ros de radio y televisión carecen de un traductor simultáneo que explique rápidamente lo que dicen el presidente Donald Trump o el alcalde Eric Johnson; pero no, los presentadores de noticias, sí esos que Usted y yo sabemos que se dan tanto taco, son sólo lectores de noticias y pare de contar.
Quienes hemos viajado y hemos visto noticieros en ciudades como Nuevo Laredo, Tamaulipas o en Monterrey, Nuevo León, México, estamos impresionados del nivel de mediocridad que se cargan las personas encargadas de los noticieron en el norte de Texas.
Será porque en México hay mucha competencia y cada año se gradúan cientos de jovenes deseosos de trabajar en cualquier medio? Es probable que ese sea el motivo por el que se da mayor nivel de profesionalismo; yo no se en Perú, Colombia o Vene-zuela, si se haga el tipo de periodismo que hacen esas personas en el Metroplex, pero la verdad no creo que ellos sean auténticos representantes del nivel de periodismo que se hace por aquellos lugares, estoy seguro.
Hace algunos años era mucho mejor el nivel de periodismo que se hacía en Dallas, pues personas como Marcos Nelson, Nery Velázquez (el mejor traductor que se conoce hasta la fecha), Juan Reynaldo Lucio (QEPD), Fernando Zapata y varios mas, dejaron huella en el Metroplex.
Incluso Albert Martínez, hoy jefe de Meteorología de una televisora, dejo un lugar que no ha sido posible llenar con tanta mediocridad, pero como nadie se queja, piensan que ese tipo de informadores merecemos y, a lo mejor, eso merecemos por aceptarlos.
… y hasta la próxima.

Share