Desde mi Punto de Vista por Hugo Fernando DURAN

Adios al consul Hubbart Urrea

Es lamentable que como mexicanos siempre exhibamos el “cobre”, ya sea en el área de trabajo, en la escuela o en el extranjero; lo tranza y lo corrupto nos tiene que acompañar más allá de nuestras fronteras y el que esté libre de culpa que tire la primera piedra o que se quede callado; pero lo más triste es que sean nuestras propias autoridades consulares las que ahora estén en el ‘ojo del huracán’ por ‘tranzas’, ‘corruptos’ y otros delitos que están en investigación por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Todo esto generará la salida del llamado Embajador y actual Cónsul de México en Dallas, Enrique Hubbart Urea, quien antes de cumplir dos años en el cargo, ya se ha visto involucrado en delitos de corrupción que él no propició y que se vienen generando desde hace muchos años, pero que lejos de eliminar, consintió cobros indebidos y “arreglos” entre funcionarios y público en gene-ral, especialmente en el área encargada de expedir los pasaportes.

En la Ciudad de México, la titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Patricia Espinoza, descartó que Hubbart Urrea sea enviado a Washington, como “diplomático en residencia” en la American University, en lo que concluyen las investigaciones que la propia dependencia lleva a cabo en la misión consular y se deslindan responsabilidades a los involucrados en actos de corrupción.

En estos momentos la SRE no tiene pensado enviar al embjador a ningún otro consulado dentro de los Estados Unidos, ni tampoco se contempla asingnarlo a embajada alguna, ya que los delitos que se han comprobado en el Consulado de México en Dallas son graves, no sólo en la entrega de pasaportes, sino también en otros departamentos que incluyen el area de protección.

Dicen que ‘tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata’. Enrique Hubbart Urrea, no trajo a Dallas la corrupción, ni nadie lo acusa de corrupto, por el contrario, el funcionario ha trabajado por una nueva sede diplomática digna para los mexicanos residentes en el norte de Texas, lo malo es que a sus espaldas los encargados de diversos departamentos hacían sus tranzas, desde asignar abogados en casos de lesión o accidente, hasta de enviar-los a determinadas funerarias para el traslado de los muertitos a México.

El cobro de fotocopias (ahora son por cooperación, “lo que quiera dar”) es un negocio que tiene más de 15 anos, asi como las fotografías y otros trámites, pero nadie decía nada y el Cónsul Hubbart Urrea tampoco hizo lo necesario para eliminar cual-quier suspicacia, acto de corrupción o “mordidas” por la entrega de algún documento, es por ello que algunos “activistas” lo culpan directamente de corrupto y lo quieren bien lejos de Dallas, “que gachos”.

Obviamente, ‘para que la cuña apriete, debe de ser del mismo palo’, es decir que nadie sabe mejor el teje y maneje de las actividades lícitas e ilícitas, que los propios trabajadores y ex colaboradores del consulado mexicano; por lo que en este caso y otras líneas de investigación que se han abierto en torno a las actividades a la sede diplomática, están participando ex empleados (conocidos como “chivas”) que han señalado la forma en que empresarios, abogados y otras personas hacen negocios con funcionarios consulares.

Una persona que está plenamente identificada como ex empleada, ha dicho como abogados hacen regalos, entregan “cha-yos”, “embutes”, “propinas” y otros estímulos a secretarias y funcionarios consulares, los cuales reciben hasta 40 mil dólares al año por enviar clientes a sus buffetes

Sinceramente Hubbart Urrea es un funcionario honesto, con muchos años de carrera, que ha trabajado para la SRE por muchos años y nunca se le ha tachado de corrupto; pero en esta ocasión fue víctima de sus propios errores y entregó su confianza a personas que no la merecían; esperamos que pronto lo reasignen a otra sede diplomática, que no será tan importante como Dallas, pero peor es nada.

Finalmente, deseo enviar un saludo al redactor José Antonio Torres quien se comunicó a esta columna para felicitarnos por los comentarios realizados cuando la visita de la Selección Mexicana de Futbol Soccer a Dallas; sinceramente el redactor es uno de los mejores articulistas del Metroplex y sería bueno que lo vuelvan a contratar porque este hombre ‘no tiene pelos en la lengua’.

Hasta la próxima. hugofernandoduran@yahoo.com

Share