DESDE MI PUNTO DE VISTA Aún se busca una calle para César Chávez

Aún se busca una calle para César Chávez

Con la elección de Barack Obama para próximo presidente de Estados Unidos, muchos pensaron que en esta nación ya se había terminado con el racismo, pero no es asi, porque en la ciudad de Dallas un grupo de “bolillos” y otro de ‘negritos’ o afroamericanos, se niegan rotundamente a que el nombre de algun héroe, líder o activista hispano se asigne a alguna de las principales calles, avenidas o bulevares. El caso más reciente de repudio o miedo a que una gran avenida lleve el nombre de algún líder hispano fue el del dirigente campesino César Chávez, cuyo nombre fue propuesto en mayo pasado para relevar el de “Industrail Boulevard”, después de una encuesta realizada entre residentes del condado que se manifestaron a favor del cambio de nombre. Sin embargo, el concilio de la ciudad decidió en agosto ignorar los resultados de la encuesta y dar paso al nombre de Riverfront como segunda opción. Para calmar los ánimos de hombres y mujeres hispanos que reclaman un reconocimiento para César Chávez, el alcalde Tom Leppert prometió en septiembre formar una comisión de planeación para llevar a cabo una encuesta para saber si los residentes y comerciantes de la calle Ross querían cambiar el nombre de la calle por el de César Chávez y la respuesta fue negativa. De nada han servido los esfuerzos de nuestros consejales Steve Salazar, Elba García y Paulina Medrano, ni las manifestaciones realizadas por agrupaciones y organizaciones hispanas que reclaman un espacio para César Chávez porque esta semana el Cabildo de la Ciudad por votacion de 13 a 3 decidió cambiar en definitiva el nombre de Industrial Bulevard por el de Riverfront, incluso Tom Leppert, quien habia prometido votar a favor de Chávez, cambió de opinión de última hora y dejó a los consejales hispanos solos, frente a una abrumadora votación en contra, la cual no fue otra cosa más que una muestra del racismo que aún existe hacia los mexicanos o hispanos. Sin embargo, los hispanos no tenemos que preocuparnos porque una calle no lleve el nombre de César Chávez el dia hoy, ya que al final de cuentas si un negro o afroamericano pudo llegar a la Presidencia de los Estados Unidos, es posible que también un hispano llegue al mismo cargo tarde o temprano; aunque un grupo de radicales no lo quiera ver asi, pero peor para ellos. Pocos pensaban que Barack Obama le ganaría a Hillary Clinton y que mucho menos convencería a los más conservadores, además de que las mujeres le negaban su voto porque ellas querían a Hillary; pero finalmente la razón se impuso y la gente votó por la mejor opción sin pensar en el color de su piel, de igual forma se reconocerá tarde o temprano la labor de César Chávez y no una, sino varias calles llevarán el nombre de héroes, líderes y activistas hispanos, ya lo verán las nuevas generaciones.

REACTIVAR LA ECONOMIA

Y UNA REFORMA MIGRATORIA

El presidente electo Barack Obama recibirá la nación en un estado de recesión grave, en el que miles y miles de empresas pequeñas, medianas y grandes, están cerrando ante la falta de ventas y con ello ponen en el desempleo a miles de personas que buscan inútilmente trabajos en tiendas de autoservicio o de comida rápida porque no hay otras chambas. Barack Obama ya se reunió con el aún presidente George Bush para solicitarle que emita un apoyo económico para todas las familias, como se hizo a principios de año en que cada trabajador recibió un estímulo financiero para gastarlo en lo que quiera y así inyectar más recursos a la economía de la nacion. Por otra parte, un grupo de activistas hispanos desde ahora ha dicho que realizarán una gran marcha en la ciudad de Washington, el 21 de enero del 2009, es decir al día siguiente de que Obama tome posesión del cargo de presidente de los Estados Unidos, para recordarle que prometioó llevar a cabo una Reforma Migratoria que ayude a más de 12 mi-llones de personas a tener sus documentos migratorios en regla. Para nuestra comunidad no será molesto pagar alguna multa similar a la ley 245-I que fue cancelada el 30 de abril del 2001; incluso es muy posible que se reviva la 245-I, la cual proponía el pago de mil dó-lares por persona para poder llevar a cabo todos sus trámites migratorios sin tener que salir del país. Y por hoy es todo, nos vemos la próxima semana. Recibimos comentarios en: hugofernandoduran@yahoo.com.

Share